Trump miente a las familias de los caídos

El presidente Trump saluda tras aterrizar a bordo del Air Force One en una base de Maryland. :: N. K. / afp/
El presidente Trump saluda tras aterrizar a bordo del Air Force One en una base de Maryland. :: N. K. / afp

Una investigación revela que el presidente no ha enviado sus conolencias a los allegados de todos los soldados muertos en combate en su mandato

MERCEDES GALLEGO NUEVA YORK.

La aseveración era fácil de comprobar. Donald Trump dijo el lunes en conferencia que había llamado «a todas las familias» de los soldados caídos. La prensa no tardó en contactar a los familiares de los 43 soldados estadounidenses caídos en combate durante los nueve meses de su mandato. Al menos nueve seguían esperando esa llamada que no se había producido, pero uno de ellos esperaba además otra promesa incumplida: un cheque de 25.000 dólares que Trump prometió enviarle de su bolsillo.

Cuando recibió un sobre de la Casa Blanca lo abrió con ansiedad. «Maldita sea, no hay cheque», confesó Chris Baldbridge abochornado a 'The Washington Post'. «Solo una carta diciendo 'lo siento'». El padre del joven de 22 años fallecido en Afganistán se había ganado la simpatía del presidente al felicitarle por su victoria electoral, a la que dijo haber contribuido con su voto.

Halagado, Trump prolongó la conversación durante 15 minutos y cuando el hombre se quejó de la política de beneficios para los familiares de los caídos, alegando que él rara vez podía «juntar dos céntimos» mientras su exesposa se llevaría toda la indemnización, Trump lo zanjó con esa promesa que cinco meses después no se había cumplido.

Bastó preguntar por el asunto en la Casa Blanca para que esta alegase indignada que «el cheque ya se ha mandado», decía en un duro comunicado. «Es repugnante que los medios estén aprovechando algo que debería ser visto como un gesto de generosidad hecho en privado y lo utilice para fomentar una agenda tendenciosa», protestó la portavoz Lindsay Walters.

No es la primera vez que el presidente juega con los sentimientos de los veteranos. Durante las primarias de Iowa dejó colgado el debate presidencial organizado por la cadena Fox al no gustarle la presentadora escogida, y como boicot organizó a esa misma hora un acto de recaudación de fondos para veteranos que dijo empezar con un millón de dólares de su bolsillo. «¡Seis millones de dólares en una hora!», presumió esa noche de haber recaudado.

También a los veteranos

Varios de sus amigos tomaron el micrófono para ofrecer donaciones, pero tres meses después una investigación periodística reveló que las organizaciones de veteranos citadas habían recibido menos de la mitad del dinero prometido. Algunas de las que contactó entonces el rotativo se quejaron frustradas de que en vez de dinero habían recibido pegatinas de la campaña para poner en el coche.

Con todo, su discurso de financiar un Ejército poderoso al que dar rienda suelta le ha granjeado fidelidad entre las familias militares. En mayo Trump tenía el apoyo del 54% de los veteranos, frente al 39% de la población general, según una encuesta del Pew Research Center.

Fotos

Vídeos