Seis muertos al descarrilar un tren cerca de Seattle

Los equipos de rescate auxilian a varios pasajeros heridos en el siniestro ferroviario. :: twitter del sheriff de pierce/
Los equipos de rescate auxilian a varios pasajeros heridos en el siniestro ferroviario. :: twitter del sheriff de pierce

Dos vagones cayeron sobre una autopista al atravesar un paso elevado de una nueva vía de alta velocidad

C. CONEJERO NUEVA YORK.

Al menos seis personas perdieron la vida y otros 77 pasajeros resultaron heridos ayer en un aparatoso accidente registrado al descarrilar cerca de Seattle, en el Estado de Washington (extremo noroccidental del país), un tren que atravesaba un paso elevado sobre una autopista.

Al menos dos vagones cayeron sobre la carretera, junto a ejes y ruedas de tren y otros restos. Otras unidades destrozadas quedaron encajadas entre los árboles de un bosque cercano. El siniestro, cuyas causas anoche aún se desconocían, tuvo lugar a las 7:40 horas -16:40 en España- entre las ciudades de Tacoma y Olympia y causó un caos de circulación en la zona en una hora punta de tráfico de la mañana. Sin embargo, ningún automovilista se vio involucrado. El gobernador de Washington, Jay Inslee, se vio obligado a declarar el área en estado de emergencia, y el accidente como una prioridad gubernamental.

«Emergencia, emergencia, hemos caído», fue el mensaje que envió el operador del tren 501 de Amtrak, la red estatal interurbana de ferrocarriles de pasajeros, que cubría la ruta Seattle-Portland. «Estábamos doblando la esquina para tomar el puente hacia la I-5 y nos fuimos al suelo», se escucha también en la grabación, difundida por la cadena de televisión CNN. «Tenemos vagones por todos lados y abajo en la autopista», añade el conductor.

«Habíamos pasado la ciudad de DuPont y parecía que íbamos a tomar una curva», contó, por su parte, Chris Karnes, uno de los pasajeros, al canal KIRO-TV de CBS. «De repente escuchamos ruido de crujidos y sentimos que nos dirigíamos hacia una colina. Lo siguiente que sé es que éramos lanzados al frente de nuestros asientos, las ventanas se rompieron, nos detuvimos y había agua. La gente gritaba».

Aliviar la congestión

El convoy circulaba con 83 personas a bordo -78 pasajeros y 5 miembros de la tripulación- a través de una nueva ruta de alta velocidad hacia Portland (Oregón) creada con el objetivo de aliviar la congestión, por lo que, según fuentes locales, había un «cierto ambiente de celebración» entre los usuarios del recorrido.

Autoridades locales habían expresado su preocupación por la alta velocidad -hasta 127 kilómetros por hora- con la que circulaban los trenes por zonas pobladas. Don Anderson, alcalde de Lakewood, un barrio de Tacoma, dijo al canal KOMO que advirtió que eran necesarias más medidas de seguridad.

El presidente, Donald Trump, también hizo referencia al accidente vía Twitter. Señaló que percances ferroviarios como el de ayer constituían una de las razones para aprobar cuanto antes su plan de renovación de la infraestructura nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos