Robert E. Lee, una estatua polémica

Estatua del general Lee. :: apf/
Estatua del general Lee. :: apf

El general confederado Robert Edward Lee es uno de los símbolos del supremacismo blanco que encarna el racismo y el poder sureño. Lee nació en 1807 en Virginia en el seno de una familia poderosa. Hijo de un héroe de guerra, se alistó en la Academia Militar West Point, donde se graduó siendo el segundo de su promoción.

Cuando estalla la guerra de Secesión, Lee se pone de parte de los Confederados, defendiendo la pureza de la raza blanca y la esclavitud. Da grandiosas victorias a su bando, pero en la batalla de Gettysburg sus tropas son masacradas por el enemigo. Viendo perdida, se rinde ante los federales. Los confederados crean la Sociedad Histórica del Sur, que alaba la vida del general, al que califica de héroe y salvador. Su figura es tomada aún hoy como imagen del poder blanco sureño, de la supremacia ante los esclavos y del racismo.

En 2015 cuando un supremacista blanco mata a nueve personas negras en Carolina del Sur los estadounidenses comienzan a pedir que se retire cualquier referencia a personajes racistas -estatuas, nombres de calles y escuelas, etc.-. Los miembros de ultraderecha, ligas sureñas y del Ku Klux Klan toman las calles en protesta de la supresión de los símbolos de la guerra de Secesión. La retirada de la estatua del general Lee en Nueva Orleans a principios de 2017 también trajo controversia y multidinarias manifestaciones en la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos