EE UU rescindirá los acuerdos de Obama con Irán

El presidente ha tomado ya la decisión de poner fin a lo que considera «un mal trato» a pesar de que Teherán ha cumplido con su parte

MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL UEVA YORK.

N Donald Trump ya ha tomado una decisión sobre el futuro de los acuerdos nucleares con Irán, según fuentes de numerosos medios estadounidenses. La semana que viene anunciará el fin de lo que la ONU considera «uno de los logros mas críticos de los últimos años», al no renovar al país persa el certificado anual de los acuerdos que de julio de 2015 firmados por Barack Obama que terminaron con las sanciones e iniciaron el desmantelamiento de la mayor parte de sus 20.000 reactores nucleares.

No es porque este país no esté cumpliendo con su parte de unos acuerdos que «están funcionando», insistió ayer la Embajada británica en Washington, sino porque «no son de interés para nuestra seguridad nacional», concluyó el presidente estadounidense. Una vez descertificado, el Congreso norteamericano podrá volver a aprobar sanciones contra Irán, aunque esta vez no contaría con el apoyo de la comunidad internacional, donde reina el malestar por tantos años de esfuerzos malgastados. Rusia, China y los países europeos involucrados fueron los grandes damnificados de la presiones ejercidas contra Teherán mediante el embargo de un comercio, que en el caso de Estados Unidos era inexistente, por lo que no tenía nada que perder.

Francia considera que acabar con esos acuerdos «sólidos, robustos y verificables» sería «un grave error», dijo Emmanuel Macron en la ONU. Alemania había prometido hacer «todo lo posible» para evitar que Trump tomara esta decisión que ni siquiera apoyan su propio Gobierno. Trump los considera «un mal trato» para su país y «una vergüenza», porque a su juicio Irán sale ganando.

Los técnicos estadounidenses han constatado que el país persa cumple técnicamente con lo pactado, «pero no con el espíritu», según sostiene Trump. Su intención, explicó ayer la portavoz de la Casa Blanca Sarah Huckabee, es juzgar a Irán por «toda su conducta, no por un aspecto de ella».

Fotos

Vídeos