Parkland da un vuelco a la opinión pública sobre las armas

MERCEDESGALLEGO CORRESPONSAL MIAMI.

Cuando Dyland Klebold y Eric Harris iniciaron la moda de las matanzas escolares en el instituto Columbine de Colorado, Facebook y Twitter no existían. En las casi dos décadas transcurridas 150.000 estudiantes de Estados Unidos se han visto afectados por un tiroteo escolar, pero ninguno ha logrado lo que una encuesta de CNN atribuye a los estudiantes de Parkland (Florida): convencer a la opinión pública de que hacen falta leyes más duras para el control de armas. Por primera vez desde que las balas que iban para Reagan dejaran en silla de ruedas a su secretario de prensa James Brady, el 70% de los encuestados apoya leyes de mayor rigor. Un dato que no se registraba desde diciembre de 1993. Ni siquiera la matanza de Las Vegas, que en octubre pasado se convirtió en la mayor de la historia, tuvo un impacto semejante. Solo el 46% apoyó entonces medidas que dificultasen la posesión de armas.

¿Cómo han logrado triunfar los estudiantes de Parkland allí donde han fracasado tantos duelos? Versados en las redes sociales y educados en familias de bien, su discurso elocuente y poderoso en las entrevistas de televisión impactó a la opinión pública. Tienen entre 17 y 18 años, es fácil organizarse porque viven en la misma comunidad, acaudalada. La fuerza de su juventud les hizo creer que podían cambiar el mundo y se lanzaron con furia bajo la etiqueta de #NeverAgain. A los tres días de abrirse, su cuenta de Facebook tenía 35.000 seguidores. La 'Marcha por Nuestras Vidas', convocada para el 24 de marzo, pondrá a prueba su fuerza. Mientras, el número de empresas intimidadas que le han retirado apoyo a la Asociación Nacional del Rifle (NRA) crece cada día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos