Al menos 20 muertos y decenas de heridos en un tiroteo en una iglesia baptista de Texas

La Policía acordona la zona donde se produjo la masacre. :: reuters
/
La Policía acordona la zona donde se produjo la masacre. :: reuters

El autor de la matanza, muerto durante la persecución policial, irrumpió en el templo y disparó a los feligreses indiscriminadamente

A. C. DENVER.

Al menos 20 personas murieron y decenas resultaron heridas por los disparos de un individuo que irrumpió en una iglesia baptista de la localidad de Sutherland Springs, en Texas, mientras se oficiaba una misa. El atacante murió abatido por la Policía, según anunció el sheriff del condado de Wilson, Joe Tackitt. El FBI se trasladó a la zona del incidente para asistir en la investigación, que trataba de aclarar los motivos del suceso.

Según las primeras informaciones, sobre las 11.30 hora local (17.30 GMT), un hombre armado entró en la iglesia y abrió fuego contra medio centenar de fieles que se encontraban en su interior. Entre los fallecidos hay un niño de 2 años y una menor de 14. Algunos heridos fueron trasladados al Centro Médico Brooke del Ejército y otros fueron ingresados en otros hospitales de la zona.

Una persona que trabaja en una gasolinera cercana contó que escuchó «una veintena de disparos en rápida sucesión», mientras se realizaba el servicio religioso, y después vio a clientes de la gasolinera y fieles de la iglesia correr para refugiarse. Una mujer relató que el tiroteo duró unos 15 segundos. «Grité '¡Abajo! ¡Entrad dentro!' y nos escondimos todos», rememoró. Una vez dentro del edificio de la gasolinera, cerraron la puerta y unos minutos después llegaron los servicios de emergencia. «Había agentes atendiendo a los heridos y haciéndoles preguntas», advirtió.

LAS CLAVES Sutherland Springs es una pequeña localidad que apenas cuenta con 683 habitantes censados Medio centenar de fieles se encontraban en el interior del templo en esos momentos

Sutherland Springs se encuentra a 45 kilómetros al sureste de San Antonio. Esta pequeña localidad texana apenas cuenta con 683 habitantes censados.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas. «Nuestras oraciones van a todos aquellos que se han visto afectados por este acto demoníaco. Nuestros agradecimientos a las fuerzas del orden por su respuesta», agregó el gobernante en un mensaje emitido en Twitter en el que prometió más detalles al respecto «lo más rápido posible».

También el presidente estadounidense, Donald Trump, publicó un mensaje de apoyo en su cuenta en Twitter. «Que Dios esté con la gente de Sutherland Springs, Texas. El FBI y las fuerzas del orden están en el lugar. Sigo la situación desde Japón», aseguró desde Tokio, en plena gira asiática.

El suceso se produce un mes después del tiroteo masivo cometido en un concierto de música country en Las Vegas (Nevada), donde murieron al menos 59 personas y medio millar resultaron heridas. Hace dos años un supremacista blanco, entró en una iglesia de Carolina del Sur y mató a tiros a nueve personas.

Más

Fotos

Vídeos