El estado de Colorado cierra una funeraria por vender órganos humanos

Antiguos empleados explicaron cómo los cuerpos eran desmembrados para su posterior venta

REUTERS/ EPDENVER (ESTADOS UNIDOS)

Las autoridades del estado de Colorado, en el centro de Estados Unidos, han informado este martes de que han cerrado de forma indefinida una funeraria de Montrose, en el oeste del estado, por la presunta venta de órganos humanos.

El Registro de Funerarias y Crematorios ha suspendido las operaciones de la Funeraria Sunset Mesa después de que las cenizas entregas a las familias de un difunto fueran analizadas y se descubriera que no estaban formadas por restos humanos.

La decisión de cerrar la funeraria, que pertenece a Megan Hess, ha tenido lugar tras una investigación realizada por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que llevó a cabo la semana pasada una redada en la funeraria.

Durante el registro, los agentes del FBI también hallaron varias bolsas de cemento. Varios antiguos empleados de la empresa han informado a la agencia de noticia Reuters de que presenciaron irregularidades cuando trabajaban en el establecimiento.

Las autoridades han señalado que Hess no ha mantenido un correcto registro de las cremaciones llevadas a cabo en la funeraria durante los últimos cinco años. Además, también se deshacía de los cuerpos antes de obtener los permisos necesarios para ello.

Hace un mes, Reuters recogió el testimonio de antiguos empleados, que explicaron cómo los cuerpos donados a la empresa Donor Service -también de Hess- fueron desmembrados para su posterior venta. Dicha compañía se encontraba también en el mismo edificio que Sunset Mesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos