La ONU desafía las amenazas de Trump

Resultado de la votación ayer en la Asamblea General de la ONU de la capitalidad de Jerusalén. :: E. M. Álvarez / AFP/
Resultado de la votación ayer en la Asamblea General de la ONU de la capitalidad de Jerusalén. :: E. M. Álvarez / AFP

La Asamblea General declara «nula y fallida» la decisión de la Casa Blanca de declarar a Jerusalén capital de Israel

MIKEL AYESTARAN JERUSALÉN.

Las amenazas de Donald Trump no surtieron efecto y la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó ayer por 128 votos a favor, nueve en contra y 35 abstenciones la resolución que considera «nula y fallida» la decisión de Donald Trump de declarar Jerusalén capital de Israel.

Los palestinos consideraron este resultado «una victoria» y las protestas de los últimos días, en las que al menos ocho manifestantes murieron por disparos del Ejército hebreo, se convirtieron en fiestas de celebración en varias ciudades de Cisjordania. Al otro lado del muro la respuesta fue muy diferente y el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, que antes de la votación calificó a la ONU de «casa de las mentiras», rechazó la resolución, que no tiene efecto vinculante, pero supone una victoria moral y simbólica para los palestinos, y agradeció a Trump su decisión de reconocer Jerusalén como capital de Israel y de trasladar su embajada a la ciudad santa. Pese al abultado resultado de la votación, el dirigente insistió en que «Jerusalén fue, es y será nuestra capital».

Países como Afganistán, Irak o Egipto, que cada año reciben millones de dólares de ayuda estadounidense, votaron a favor de la resolución sobre Jerusalén pese a la amenaza de Trump y de su embajadora en la ONU, Nikki Haley, de apuntar los nombres de aquellos países que no les respaldaran. Estados Unidos solo logró atraer a la propia Israel, Guatemala, Honduras, Togo, Micronesia, Nauru, Palau y las Islas Marshall, únicos que votaron en contra. Además de las 35 abstenciones, otros 21 países decidieron no tomar parte en una votación que «reitera que la causa justa de los palestinos goza del apoyo del derecho internacional», según el portavoz de su presidente, Mahmud Abás, quien adelantó que «vamos a proseguir nuestros esfuerzos en la ONU y en otros foros internacionales para poner fin a la ocupación y crear un Estado palestino con Jerusalén Este como capital».

Los palestinos consideran «una victoria» el triunfo en la votación, aunque no tenga efectos prácticos

La decisión de la Asamblea General de Naciones Unidas reafirma que el futuro de Jerusalén debe ser resuelto a través de negociaciones y no con decisiones unilaterales como la de Trump. A esta votación se llegó después de que el lunes Estados Unidos vetara la resolución en el Consejo de Seguridad, donde perdió por catorce a uno.

Turquía, aliado de EE UU en la OTAN que se ha erigido en el máximo defensor de la causa palestina, se ha convertido en la voz más crítica con Washington y su presidente, Recep Tayyip Erdogan, acusó a Trump de «querer comprarla voluntad del mundo» por lo que se felicitó tras el resultado de la asamblea.

La derrota diplomática de Trump no tiene efectos prácticos, como no lo han tenido las anteriores resoluciones sobre el conflicto. Una escena similar se vivió en 2012, cuando Palestina fue admitida como «estado observador no miembro» tras una votación de la Asamblea en la que le respaldaron 138 países y tuvo los mismos nueve votos en contra.

Las victorias diplomáticas son simbólicas, ya que no se traducen en medidas concretas en una Tierra Santa donde crece el malestar y no se frena la ocupación. El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, reaccionó de forma inmediata a la votación y adelantó a través de las redes sociales que «no va a influir en nuestros planes, seguiremos construyendo», en alusión a los asentamientos en la parte este de la ciudad que la comunidad internacional considera ilegales porque allí debería erigirse la capital del futuro Estado palestino, según la solución de los dos Estados que respalda la ONU.

En las protestas contra la medida de Trump de las dos últimas semanas, que se han extendido por todos los países musulmanes, al menos ocho palestinos han muerto en Gaza y Cisjordania por disparos del Ejército israelí, hay miles de heridos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos