Los demócratas estadounidenses estudian cómo proteger al fiscal de la 'trama rusa'

R. C. WASHINGTON.

Miembros del Partido Demócrata de Estados Unidos estudian medidas para evitar un eventual despido del fiscal especial de la llamada 'trama rusa', Robert Mueller. Esta decisión se produce tras las informaciones aparecidas el viernes en la prensa en las que se apuntaba que el presidente, Donald Trump, ordenó a su equipo encontrar la manera de prescindir de los servicios de Mueller, movimiento que fue evitado en última instancia por el abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn.

Una de las medidas para proteger a Mueller sería exigir que el despido de un fiscal especial se someta a la aprobación de un tribunal compuesto por tres jueces federales. La Casa Blanca ha mantenido una tensa relación con Mueller desde que en mayo de 2017 el fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, le puso al frente de las investigaciones que tratan de dilucidar una posible conjura entre el equipo de campaña de Trump y el Kremlin, con el objetivo de que el magnate consiguiera llegar al Despacho Oval.

Parte de la investigación

De hecho, que fuera Rosenstein quien tomara esta decisión obedeció a que el fiscal general del Estado, Jeff Sessions, optó por inhibirse del proceso ante la posibilidad de que él mismo pudiera acabar siendo llamado a declarar como parte de la investigación, tal y como acabó ocurriendo.

La decisión de Sessions enfureció a Trump, quien no dudó en atacar al responsable de la cartera de Justicia a través de las redes sociales e, incluso, planteó su posible salida del Gobierno, medida que también fue evitada por el equipo legal de la Casa Blanca, según se supo en diciembre pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos