Bannon niega sus críticas al hijo de Trump y pide perdón por no hablar antes

C. GARCÍA CASADO WASHINGTON.

El exasesor de la Casa Blanca Steve Bannon negó ayer sus supuestas críticas al hijo mayor del presidente Donald Trump y le pidió perdón profusamente por no haber respondido antes al incendiario libro 'Fire and Fury' ('Fuego y Furia'). Cuatro días después de que Trump rompiera con él en un durísimo comunicado de la Casa Blanca, Bannon envió a los medios una nota en la que se disculpa por no haber desmentido antes la información «errónea» contenida en el polémico libro de Michael Wolff.

«Lamento que mi retraso en responder a la información errónea sobre Don Jr (el primogénito de Trump) haya desviado la atención de los históricos logros del presidente en su primer año», afirmó Bannon, para subrayar que su apoyo al mandatario y su agenda es «inquebrantable».

Trump abrió fuego el miércoles contra su antiguo estratega jefe irritado porque Bannon aparece citado en el libro de Wolff calificando de «traición» y «antipatriota» la decisión de Donald Jr de reunirse en junio de 2016 en la Torre Trump en Nueva York con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya. «Mis comentarios iban dirigidos a Paul Manafort (que también estuvo en ese encuentro), un veterano profesional de campañas con experiencia y conocimientos sobre cómo operan los rusos», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos