Ascienden a trece los muertos por los incendios en el norte de California

Vehículos calcinados en una zona devastada por las llamas en la ciudad californiana de Santa Rosa. :: afp

R. C.

Al menos trece personas han muerto por los incendios en el norte de California que, desde el domingo, han arrasado más de 46.500 hectáreas, según los datos ofrecidos por el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California. Las trece víctimas se registraron en los fuegos declarados en los condados de Sonoma, Mendocino, Napa y Yuba.

Las autoridades explicaron que al menos 1.500 edificios fueron destruidos por las llamas de 17 incendios distintos que se han extendido por nueve condados del norte del Estado. La oficina del aguacil del condado de Sonoma detalló que han recibido informes de alrededor de 150 personas desaparecidas. «Estamos seguros de que muchas serán encontradas a salvo y reunidas con sus allegados, pero desafortunadamente estamos preparados para más víctimas», puntualizó.

Los cuerpos de emergencia aseguraron ayer que los potentes vientos que ayudaron a que el fuego se propagara con rapidez han perdido fuerza, lo que, unido al descenso de las temperaturas, contribuyó a que los bomberos progresaran en sus labores para controlar los incendios durante la pasada noche. El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el lunes el estado de emergencia en los condados afectados por los fuegos.

Petición de ayuda a Trump

«Esto es realmente serio, se está moviendo muy rápido. El calor, la falta de humedad y los vientos nos están llevando a una situación muy peligrosa y lo están empeorando. No está bajo control, pero estamos intentándolo de la mejor forma que podemos», aseguró entonces Brown. La declaración del estado de emergencia en los condados dañados por los incendios permite el despliegue de más ayuda estatal. Además, pidió al presidente de EE UU, Donald Trump, que declare la situación de desastre en esos lugares ante los terribles daños que el fuego ha causado en infraestructuras y miles de casas.

Los incendios comenzaron, por causas que aún se desconocen, el domingo sobre las 22:00 horas (8:00, en España) y se expandieron a gran velocidad desde Napa. En este condado se registraron tres grandes focos en la madrugada, y varios de menor envergadura, según dio a conocer el portavoz del condado, Molly Rattigan.

El peor incendio en la historia reciente de California fue en Cedar, en el condado de San Diego en 2003, y destruyó más de 2.800 hogares.

Fotos

Vídeos