Donald Trump pone fecha a la deportación de 800.000 jóvenes

CAROLINE CONEJERO NUEVA YORK.

El presidente de EE UU, Donald Trump, se dispone a anunciar hoy la calificada como su decisión más cruel hasta la fecha, la de desmantelar el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, según sus siglas en inglés), que protegía de la deportación a 800.000 jóvenes que entraron al país ilegalmente cuando eran menores de edad.

En junio de 2012, Barack Obama aprobó el programa para evitar la expulsión de los indocumentados que llegaron antes de cumplir 16 años, apodados 'dreamers' (soñadores). El DACA les dio permisos de trabajo y, en la mayoría de los Estados, también una licencia de conducir. Ahora, se supone que Trump emplazará al Congreso a acordar en seis meses una alternativa a la legislación impulsada por Obama. La decisión de una moratoria se puede presentar como una salida de compromiso por parte del presidente después de que muchos republicanos y líderes de negocios le pidieran que mantuviera el programa. Con su resolución pretendería aplacar a ambos lados de un debate que afecta a una fracción relevante de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país y a los que Trump, como candidato, prometió deportar sin distinción de edad.

Numerosos líderes de la industria tecnológica defienden el programa DACA. Entre ellos el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y el jefe de Apple, Tim Cook, quien tuiteó que 250 trabajadores de la compañía son 'dreamers' y cuentan con su apoyo. El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, restó importancia a las consecuencias económicas de las expulsiones.

El líder de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, pidió a Trump mantener el programa, y también otros legisladores conservadores como la cubano-americana Ileana Ros-Lehtinen, representante por Florida, quien reclamó «corazón» a un presidente que durante meses había dado esperanzas a los 'dreamers' con su declaraciones por Twitter.

Los demócratas, por su parte, condenaron la decisión de poner fin al DACA y prometieron buscar el apoyo republicano para una legislación alternativa. Pero la base del mandatario, la línea dura, se opondrá a cualquier prolongación del programa.

Fotos

Vídeos