Diputados chavistas se desligan del PSUV para crear un grupo propio

M. L. DE GUEREÑO LA HABANA.

El chavismo recibió ayer otro golpe con la decisión de tres diputados oficialistas de abandonar el bloque parlamentario de Maduro y crear su propia fracción. Encabezados por German Ferrer, esposo de la fiscal Luisa Ortega, decidieron desertar de la bancada del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para crear un grupo independiente es un cambio que demuestra el cisma del chavismo. Los legisladores chavistas no van al Legislativo desde que el Tribunal Supremo de Justicia lo declaró «en desacato».

«Hemos decidido constituir el Bloque Parlamentario Socialista (...) animados por la necesidad de contribuir al estudio de las soluciones que requieren los grandes problemas del país», dijo el diputado chavista Eustoquio Contreras en la sesión parlamentaria al leer el texto de la carta de los diputados.

Por otra parte, si el lunes la comunidad internacional emitió llamamientos pidiendo mantener el orden institucional y democrático en Venezuela, ayer varios gobiernos -España, Francia, Reino Unido y México- quisieron manifestar su apoyo a la Asamblea Nacional y enviaron a sus embajadores a una reunión con la junta directiva antes de que hoy, según adelantó el Gobierno, se instalarán los asambleístas elegidos el domingo.

Al recibir a los embajadores, el presidente de la AN, Julio Borges, dijo que «Venezuela tiene que tener en este momento la convicción clara de que se encuentra acompañado de todas las democracias del mundo (...) que están no solamente apoyando sino presionando democráticamente para que en Venezuela quien gobierne sea la fuerza de la ley».

Fotos

Vídeos