May defiende la legalidad de los bombardeos

LOURDES GÓMEZ LONDRES.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, justificó ayer la acción militar contra el régimen de Bashar el-Asad, que ordenó sin la autorización del Parlamento, en la urgencia de «evitar más sufrimiento» en Siria. «Fue un ataque efectivo, limitado y enfocado que quiso aliviar el sufrimiento del pueblo sirio y disuadir al régimen de utilizar armas químicas», dijo..

Hubo notables discrepancias en las bancadas conservadoras sobre la urgencia del ataque. El exministro Kenneth Clarke recordó que Donald Trump llevaba tiempo publicitando sus intenciones en su cuenta de Twitter y el presidente del comité de Defensa, el también 'tory' Julian Lewis, cuestionó si la aviación británica está protegiendo a grupos islamistas opuestos a El-Asad con sus incursiones sobre Siria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos