Los daños de 'Harvey' pueden llegar a superar los ocasionados por el 'Katrina'

La tormenta tropical avanza hacia el interior mientras Texas y Luisiana continúan sufriendo fuertes lluvias y graves inundaciones

CAROLINE CONEJERO NUEVA YORK.

Tras retomar fuerza con las temperaturas calientes del Golfo de México, el ojo de la tormenta 'Harvey', regresó a tierra en un segundo asalto sobre el este de la ciudad de Cameron, en Luisiana, con vientos de hasta 75 kilómetros por hora. Las lluvias torrenciales volvieron también a sacudir Houston (Texas), así como extensas zonas del sureste de Luisiana en su avance hacia el interior que hoy llevará las alertas al Valle del Bajo Mississippi.

Cientos de personas se encontraban ayer atrapadas en miles de kilómetros de inundaciones bajo un incesante diluvio que hasta la fecha se ha cobrado ya 30 muertos -cifra que no incluye desaparecidos- y que no ha dado tregua a residentes ni a los servicios de rescate. Las zonas más castigadas de Texas y del noreste de Luisiana mantienen a cientos de miles de residentes bajo constante alerta de inundaciones súbitas.

Más de 32.000 personas abarrotan los 230 centros de acogida en Texas, una cifra que sigue subiendo a medida que los intensos frentes de lluvia han vuelto a castigar Houston con otros 25 centímetros de lluvia adicionales que se estima se mantendrán el resto de la semana. La ciudad, sometida a un toque de queda nocturno, tuvo ayer un breve momento de calma en el que apenas se pudo ver aparecer el sol entre nubarrones, hasta que 'Harvey' regresó implacable en un segundo azote.

Las autoridades reciben una media de 300 llamadas por hora solo en el área de Port Arthur, zona donde aún no ha pasado lo peor. El Estado de Texas ha desplegado ya 24.000 miembros de la Guardia Nacional, incluidos 10.000 provenientes de otros Estados. Las alertas de alto riesgo de tornados en la franja de Luisiana a Arkansas continuaban ayer con el avance de la tormenta hacia el centro continental donde se espera que termine por degradarse en depresión tropical, a pesar de que las fuertes tormentas no cesarán hasta que 'Harvey' regrese al Golfo. Las estimaciones más conservadoras calculan que los daños del huracán 'Harvey' alcanzan unos 65.000 millones de euros hasta ahora, aunque las cifras son susceptibles de aumentar y se espera que superen los daños históricos de los huracanes 'Katrina' y 'Sandy'.

Según las valoraciones, unas 49.000 viviendas han sufrido daños por inundación y cerca de 1.000 han quedado destruidas. Cerca de un 80% de propietarios de vivienda carecen de seguro. Unas 195.000 personas damnificadas por el huracán más violento de los últimos 50 años se encuentran ya en proceso de solicitud de ayuda federal de la Agencia de Gestión de Emergencias.

Golpe a la economía

El desastre natural afecta significativamente a una parte fundamental de la economía: el petróleo. Las fuertes inundaciones han causado el cierre de la refinería más grande del país en Port Arthur, Texas, lo que ha producido grandes alzas en los precios de la gasolina. Se calcula que el huracán ha afectado a cerca de un quinto de la capacidad nacional de refinería petrolífera, creando preocupación sobre el suministro.

Por otro lado, el Gobierno de Texas investiga cientos de denuncias de residentes que se han visto sometidos a subidas oportunistas de precios en productos de primera necesidad como barras de pan a 15 dólares (12,60 euros) y hoteles que aprovechan para aumentar el precio de las habitaciones.

El presidente Donald Trump realizó el martes un recorrido de inspección por las zonas devastadas de Corpus Christi y Austin, ambas en Texas, consciente de la atención dirigida hacia la forma en que gestionará el primer desastre natural de su presidencia. Ahora que ha visto por sí mismo la desolación causada por el huracán, los analistas estiman mucho menos probable que el presidente deje sin aprobar los presupuestos federales este otoño, como ha venido anunciando en las últimas semanas.

Más

Fotos

Vídeos