La UE convoca una cumbre por la crisis de los huevos contaminados

DORI AYLLÓN

La Unión Europea ha convocado una cumbre con los países afectados por la crisis de los huevos contaminados con fipronil, que afecta ahora a 17 países y traspasa las fronteras de Europa, con productos detectados en Hong Kong. «Debemos trabajar juntos para extraer las lecciones necesarias y avanzar, más que perder energía señalando culpables», sentenció el comisario europeo de Salud, Vytenis Andiukaitis, pidiendo así a los países concernidos que dejen de echarse la culpa mutuamente. La cumbre, según informa AFP, está prevista para el próximo 26 de septiembre en Bruselas. Los ministros de Agricultura de la UE tendrán ocasión de tratar previamente el asunto entre el 3 y el 5 de septiembre en Tallin (Estonia), donde tendrán una reunión informal.

El ministro de Agricultura francés, Stéphane Travert, anunció ayer que dos centros de empaquetado de huevos de su país recibieron «huevos de consumo contaminados procedentes de Holanda y Bélgica». El ministro precisó que el primer lote era de 196.000 -llegados desde Bélgica- «fueron vendidos entre el 16 de abril y el 2 de mayo» y se consumieron sin «impacto para la salud».

Y es que los niveles de fipronil que se encuentran en los huevos contaminados son muy bajos (0,54 miligramos por huevo). Según los expertos, una persona tendría que consumir al menos 10.000 huevos contaminados durante un corto periodo de tiempo, para poner en riesgo su salud. Aunque proponen a los consumidores alternar las marcas de huevos que consumen para minimizar la exposición.

El ministro francés también informó sobre un segundo lote procedente de Holanda, con «unos 48.000 huevos vendidos entre el 19 y el 28 de julio». Además, comunicó que «todos los productos que contienen huevos procedentes de las granjas contaminadas se retirarán del mercado a la espera de los resultados de los análisis».

El origen de la contaminación está en más de 200 granjas de gallinas ponedoras de Bélgica, Holanda y Alemania, que fueron contaminadas después de desinfectarlas con productos con fipronil, un insecticida cuyo uso está estrictamente prohibido en el sector avícola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos