Una comunidad con un 73% de analfabetismo

Durante décadas los rohinyá no han tenido acceso a la educación en Birmania. Vivían alejados de los avances del mundo dedicándose a la pesca o a la agricultura de subsistencia. La condena a la ignorancia por parte del Gobierno birmano dificultaba la integración social de esta minoría musulmana repudiada por la mayoría budista del país. Su bajo nivel cultural ha podido ser cuantificado después de su huida en masa a Bangladés desde que hace tres meses el Ejército desató una campaña de limpieza étnica como represalia a varios ataques de un grupo armado rohinyá. Según un estudio de Traductores Sin Fronteras, el 73% de los refugiados de esta comunidad son analfabetos.

Quienes han recibido algo de educación ha sido en las madrasas (escuelas ligadas a las mezquitas) pero sólo para poder recitar los versos del Corán en árabe y sin entender apenas el significado de los textos. Un 77% reconoce además que no tiene suficiente información para tomar decisiones que afecten a sus familias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos