Comienza el mayor juicio por el golpe de Estado en Turquía

Varios de los acusados llegan al lugar del juicio escoltados por gendarmes y miembros del Ejército turco. :: ADEM ALTAN / afp

Casi 500 personas, la mayoría militares de alto rango, están acusadas de asesinato, de violar la Constitución y de intento de matar al presidente

LARA VILLALÓN ESTAMBUL.

El mayor juicio hasta la fecha por el fallido golpe de Estado en Turquía del 15 de julio de 2016 comenzó ayer en Ankara, con 486 acusados de asesinato, violación de la Constitución e intento de asesinar al presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, entre ellos el predicador Fetulá Gulen, informa Efe.

La primera vista de este macroproceso tuvo lugar en el tribunal del centro penitenciario de Sincan, en Ankara, en unas instalaciones creadas exclusivamente para juzgar a los implicados en la asonada. Unas cincuenta personas, la mayoría familiares de los 248 ciudadanos que murieron en enfrentamientos la noche de los hechos, se agolparon a las puertas del centro penitenciario para reclamar justicia. «Los mártires no morirán, la nación no será dividida», coreaban los manifestantes, algunos de ellos pidiendo incluso la pena de muerte para los acusados.

Según el Gobierno turco, al menos 77 de las 248 víctimas mortales de la intentona golpista son responsabilidad de los acusados en este proceso. La mayoría de los imputados son militares de alto rango, sospechosos de haber dirigido la asonada desde la base aérea de Akinci, en el noroeste de la capital, y desde donde se habrían enviado las órdenes para bombardear el Parlamento y otros edificios estatales la noche del golpe. En las 6.000 páginas del escrito de acusación, la Fiscalía imputa a los inculpados los cargos de asesinato, violación de la Constitución, intento de asesinar al presidente, intento de derrocar al Gobierno, dirigir una organización terrorista armada, ocupar bases militares y privación de libertad. La acusación mantiene que desde Akinci se dio la orden a los aviones caza F-16 para sobrevolar la capital y bombardear en tres ocasiones.

LA CLAVEAnkara acusa al clérigo islamista, exiliado en EE UU, de ser el instigador de la asonada

Casi la totalidad de los 486 sospechosos se encuentran en prisión preventiva, mientras que 18 permanecen en libertad condicional a la espera de juicio y siete son prófugos. Entre los que serán juzgados en ausencia destaca el predicador islamista Fetulá Gulen, exiliado en Estados Unidos y a quien Ankara acusa de haber ideado el golpe de Estado. A Gulen, en el pasado estrecho aliado del islamista y gobernante Partido de Justicia y Desarrollo (AKP), se le acusa de haber creado un «Estado paralelo» al infiltrar a sus seguidores en puestos claves de la Administración, la justicia, el Ejército y la Policía. Gulen insiste en negar las acusaciones.

También está en búsqueda y captura el teólogo Adil Oksuz, a quien la Fiscalía acusa de coordinar la acción golpista sobre el terreno. Oksuz fue detenido tras el golpe fallido, pero fue puesto en libertad poco después y se dio a la fuga. El exjefe de las fuerzas aéreas Akin Ozturk, quien supuestamente dirigió las acciones en la base aérea de Akinci, se sienta también en el banquillo de los acusados. La Fiscalía pide 330 penas de cadena perpetua para los 45 acusados considerados líderes del intento golpista. Se espera que las vistas del juicio se prolonguen hasta el 29 de agosto.

Fotos

Vídeos