La UE cierra filas con Londres y arremete contra Moscú por el «temerario» ataque al exespía

Los cancilleres muestran su «incondicional apoyo» a Reino Unido pero por ahora evitan entrar en el terreno de las sanciones

ADOLFO LORENTE CORRESPONSAL

bruselas. Que Reino Unido tenga ya un pie fuera de la Unión Europea no significa que el club, que sus otros 27 socios, vayan a darle la espalda ante crisis tan graves como la que ha estallado con Rusia. Y menos siendo aliados en la OTAN, donde el 'uno para todos y todos para uno' cobra especial trascendencia cuando Moscú hace de las suyas. O eso creen los ministros de Exteriores de la Unión, que no dudaron en cerrar filas con su colega británico, Boris Johnson, quien les informó sobre el ataque con gas nervioso contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija ocurrido en Salisbury el día 4. «La vida de muchos ciudadanos se ha visto amenazada por este acto ilegal y temerario. La UE se toma extremadamente en serio la evaluación del Gobierno de Reino Unido que cree altamente probable que la Federación Rusa sea responsable», aseguran los 28 en una declaración suscrita por unanimidad y en la que se condena «con firmeza» un ataque que también dejó a un policía gravemente herido y que podría haber provocado decenas de afectados más.

«La UE está consternada por el uso ofensivo de un tipo de agente nervioso de graduación militar desarrollado por Rusia y que se produce por primera vez en suelo europeo en más de 70 años», subrayan los cancilleres, quienes no dudan en mostrar su «solidaridad incondicional con Reino Unido» y todo su apoyo en su intento de «llevar a los responsables de este crimen ante la justicia». En este sentido, advirtieron de que seguirán «muy de cerca» este asunto y no descartaron ningún escenario.

¿Habrá nuevas sanciones? De momento no estamos ahí», recalcó la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, quien se mostró contundente a su llegada al Consejo advirtiendo de que lo sucedido es «inaceptable» y que se necesitan aclaraciones urgentes por parte de Rusia, que sigue negando cualquier papel en este ataque. «No es momento todavía de hablar de ese tema hasta que no se hayan aclarado todos los extremos que hace falta aclarar. Pero es verdad que el asunto va a seguir en la mesa de la UE», apostilló el ministro español, Alfonso Dastis.

Johnson en la OTAN

También Alemania y Francia se mostraron contundentes sobre lo ocurrido. «Toda la información que tenemos sugiere que no hay explicación alternativa plausible de la corresponsabilidad de la parte rusa. Lo ocurrido no es aceptable», recalcó a su llegada el titular alemán, Heiko Maas. Por su parte, el ministro francés, Yves Le Drian, también abonó esta teoría. «No hay otra explicación creíble que la responsabilidad de Rusia. La unidad total de los europeos es esencial ante un asunto grave», dijo.

El gran protagonista de la jornada de ayer fue Johnson, que arremetió con dureza contra el Kremlin. «Las negaciones de Rusia son cada vez más absurdas. En un momento dicen que nunca desarrollaron 'Novichok' (el gas nervioso), en otro dicen que sí desarrollaron 'Novichok' pero que destruyeron todos sus arsenales y luego dicen que algunos de ellos misteriosamente han desaparecido en Suecia, República Checa, Eslovaquia, Estados Unidos o incluso en Reino Unido», censuró en declaraciones a los medios a su llegada al Consejo.

Tras recordar que «no hay ningún país en la mesa aquí en Bruselas que no se haya visto afectado en años recientes por algún tipo de comportamiento maligno o disruptivo ruso», agradeció el apoyo de sus 27 aliados europeos y aseguró que «doce años después del asesinato en Londres de Alexánder Litvinenko (otro exespía), Rusia ya no engaña a nadie».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos