Una ceremonia con férreas medidas de seguridad

El acto de investidura celebrado ayer en Teherán transcurrió entre férreas medidas de seguridad después del atentado cometido hace dos meses por Estado Islámico contra el Parlamento iraní y el mausoleo del ayatolá Jomeini, en el que murieron diecisiete personas. El presidente reelecto asumió oficialmente el poder en una ceremonia que contó, entre otros, con la presencia de los presidentes de Irak, Fuad Masum, y Afganistán, Ashraf Ghani; del ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian; el secretario de Estado alemán para Asuntos Exteriores, Michael Roth; el ministro británico para Oriente Próximo y Norte de África, Alistair Burt; y, en representación española, el presidente del Senado, Pío García-Escudero.

Fotos

Vídeos