Cerca de un centenar de muertos por un terremoto en la frontera de Irán e Irak

Otro medio millar de personas resultaron heridas por un temblor que derrumbó edificios, cortó las carreteras, la electricidad y el teléfono

R. C. T EHERÁN.

Al menos una centenar de personas resultaron muertas y más de medio millar heridas debido al potente terremoto de intensidad 7,2 en la escala de Richter que sacudió a últimas horas de la tarde de ayer la región fronteriza entre Irán e Irak. El temblor provocó la caída de edificios y grietas en los que quedaron en pie, según la agencia iraní Fars News, por lo que el saldo de víctimas aumentará conforme pasen las horas.

El terremoto originó cortes de carreteras, de las líneas de teléfono y de la electricidad, por lo que las comunicaciones y las operaciones de rescate de las víctimas se hacían de manera lenta. Según informó Fars News, la mayoría de las víctimas se registraron en la provincia iraní de Kermanshah, aunque los equipos de rescate también buscaban personas atrapadas en la región del Kurdistán iraquí. «No hay cifras precisas porque cada vez hay más heridos. Hay casas hundidas. No sabemos si hay gente dentro», explicó el alcalde de Darbandiján, Nisih Mala Hassan, en declaraciones a la televisión kurda Rudaw.

El Servicio Geológico de Estados Unidos determinó que el epicentro del terremoto estuvo localizado a 32 kilómetros al sur-suroeste de la localidad iraquí de Halabya, a una profundidad de 33,9 kilómetros. Por su parte, las autoridades iraquíes informaron de que el seísmo se sintió en varios puntos del país, incluida la capital, Bagdad. Lo mismo ocurrió en Irán, donde réplicas del terremoto se sintieron en la capital Teherán.

El terremoto más grave hasta la fecha en Irán se produjo en junio de 1990, cuando perdieron la vida 37.000 personas en varios pueblos del norte del país.

Fotos

Vídeos