Un atentado suicida causa decenas de muertos en una mezquita chií afgana

Un hombre disparó a las personas que salían del rezo de la tarde y entró luego en el templo, donde detonó una carga explosiva

R. C. KABUL.

Al menos 29 personas murieron ayer y 63 resultaron heridas en un ataque suicida contra una mezquita de la minoría chií de la ciudad de Herat, en el oeste de Afganistán, según las cifras, aún provisionales, facilitadas por el portavoz de la Dirección de Salud Pública de la provincia de Herat, Rafiq Shirzai. Y añadió que al menos una decena de heridos habían sido trasladadas a hospitales en «estado crítico». Por su parte, el portavoz del gobernador de la provincia de Herat, Jailani Farha, indicó que todas las víctimas son civiles. Según explicó, el ataque contra la mezquita tuvo lugar después del rezo de la tarde, cuando un gran número de personas aún se encontraban en el templo.

Farha detalló que un atacante abrió fuego contra la gente que abandonaba la mezquita y posteriormente entró en el templo, donde detonó una carga explosiva. Dijo desconocer si el terrorista suicida actuó en solitario, aunque algunos testigos hablaban de sos hombres. Los atentados contra la minoría chií son frecuentes, aunque la provincia de Herat es poco conflictiva. El anterior se produjo en junio durante el mes sagrado del Ramadán, cuando un atentado suicida reivindicado por el grupo Estado Islámico causó seis muertos y ocho heridos en una mezquita chií de Kabul, la capital del país.

Afganistán vive un recrudecimiento de la violencia desde el final de la misión militar de la OTAN el 1 de enero de 2015, lo que ha hecho al Gobierno perder terreno ante los extremistas talibanes y apenas un 57% del país, según datos de Estados Unidos. La misión de la ONU en Afganistán anunció en julio que el conflicto registró un nuevo récord de muertos civiles, con 1.662 fallecidos en los primeros seis meses del año, un 2% más que en 2016.

Fotos

Vídeos