Un ataque con cuchillo en Múnich provoca la alarma en Alemania

Un policía, en Múnich. /  REUTERS
Un policía, en Múnich. / REUTERS

El autor, un perturbado mental con antecedentes por lesiones que fue detenido, causó heridas leves a ocho personas, entre ellas un niño

R. C.

Múnich. El ataque perpetrado ayer por un individuo armado con un cuchillo, que causó ocho heridos en Múnich, provocó la alarma en Alemania. Según el director de la Policía de la ciudad, Hubertus Andrä, el sospechoso, que fue detenido posteriormente, es un alemán de 33 años y con antecedentes policiales por lesiones físicas graves, robo y delitos de drogas. La Policía, que al detener al hombre se incautó de un cuchillo, no ha podido averiguar los motivos que llevaron al autor a llevar a cabo las agresiones, ya que se negó a prestar declaración.

No obstante, Andrä subrayó que «no existe indicio alguno de un trasfondo terrorista» o de que el autor hubiera actuado por motivaciones políticas y apunto más bien a una «perturbación mental» del agresor. El director de la Policía precisó los heridos son seis hombres -cuatro de ellos de nacionalidad alemana, un rumano y un italiano-, así como una mujer alemana y un menor, de 12 años. Se trata, según Andrä, de «víctimas casuales, que el autor escogió de manera aleatoria». Los heridos, leves, recibieron tratamiento ambulatorio, agregó.

La alerta comenzó a las 8:34 horas. Al parecer, un individuo armado con un cuchilló atacó a un viandante en las inmediaciones de Rosenheimer Platz. Los ataque continuaronhasta las 9:33 horas.

De inmedianto y ante el temor de que pudiera tratarse de la acción de un yihadista o 'lobo solitario', la Policía comenzó a peinar los barrios donde estaban siendo agredidos los viandates, a la vez que buscaba una conexión entre los ataques. El sospechoso fue detenido finalmente hacia las 11:44 horas en la calle Ottobrunner Strasse, en el este de Múnich, indicó Andrä, quien agregó que en el operativo policial participaron hasta quinientos agentes.

Previamente, el portavoz de la Policía de Múnich, Marcos da Gloria Martins, había informado de la detención de un sospechoso, del que dijo que actuó «en solitario» en hasta seis puntos de la ciudad. Agregó que el agresor perpetró las agresiones «con prisas», por lo que no llegó a ensañarse con sus víctimas.

En sucesivos mensajes, la Policía llamó a la población a permanecer en sus casas y evitar tanto la zona en torno a la Rosenheimer Platz, como la estación de trenes del este y el parque Ostpark, mientras el agresor seguía huido.

En julio del año pasado, un joven de 18 años mató a nueve personas antes de suicidarse en un centro comercial de Múnich en un ataque tabién sin trasfondo yihadista.

Fotos

Vídeos