Seúl responde a Kim con una invitación al diálogo el día 9

Un hombre muestra una bandera de Corea del Norte. :: Reuters/
Un hombre muestra una bandera de Corea del Norte. :: Reuters

Corea del Sur cree que la posibilidad de que una delegación del Norte esté en los Juegos de Invierno es buen momento para reiniciar el diálogo

ZIGOR ALDAMA

shanghái. El repentino y sorprendente anuncio de que una delegación norcoreana podría participar en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en la hermana capitalista, ha llevado la esperanza a una península que, oficialmente, todavía está en guerra. Fue el propio Kim Jong-un quien dio la noticia durante su discurso de Año Nuevo, y ayer Seúl no perdió el tiempo en proponer una fecha para el diálogo: el próximo día 9.

«Esperamos que Norte y Sur puedan sentarse a dialogar cara a cara para discutir la participación de la delegación norcoreana en los Juegos de Pyeongchang, así como otros asuntos de interés mutuo que propicien la mejora de las relaciones bilaterales», dijo en una rueda de prensa Cho Myoung-gyon, ministro de Corea del Sur para la Reunificación. El político reiteró la plena disposición de su país para «reiniciar el diálogo con el Norte en cualquier momento, lugar y forma».

Si finalmente la reunión se celebra y llega a buen puerto, tanto Kim como su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, podrían salir reforzados. No obstante, aunque el segundo siempre ha sido partidario de un acercamiento, ya ha advertido de que la mejora en las relaciones está supeditada a la desnuclearización de la península, un punto con el que Kim no parece estar de acuerdo. De hecho, el presidente norcoreano también dijo en su discurso televisado del día 1 que su objetivo para 2018 es continuar aumentando su arsenal atómico.

En cualquier caso, los Juegos de Invierno, que se celebrarán entre el 9 y el 25 de febrero, a solo 80 kilómetros de la frontera más militarizada del planeta, podrían servir para romper el hielo. De hecho, podrían dar como resultado más imágenes de concordia como la que protagonizaron en Rio 2016 las gimnastas Lee Eun-ju y Hong Un-jong cuando se hicieron un 'selfi' con las indumentarias oficiales de ambos países. La participación norcoreana tendría también gran simbolismo, ya que Pyongyang boicoteó la Olimpiada de Seúl en 1988.

Cinco disciplinas

En esta ocasión, la pareja de patinaje artístico formada por Ryom Tae-ok y Kim Ju-ik era la única clasificada para los Juegos de Invierno y Corea del Norte se saltó el pasado mes de octubre el plazo para inscribirla. Una invitación del Comité Olímpico Internacional (COI) les permitiría acudir a la cita.

El COI podría extender la invitación a otras disciplinas. Lee Hee-Beom, patrón de los Juegos de Pyeongchang, avanzó a la agencia AFP que Corea del Norte podría «enviar deportistas en patinaje artístico, de velocidad, esquí de fondo y hockey sobre hielo femenino».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos