Obiang denuncia un intento de golpe de Estado apoyado en mercenarios

GERARDO ELORRIAGA

Diecisiete individuos, tachados de mercenarios, fueron presentados ayer a los medios de comunicación en la comisaría de Bata, la capital del territorio continental de Guinea Ecuatorial, como prueba de que la pequeña república acaba de sufrir un intento de golpe de Estado. Además, el ministro de Seguridad, Nicolás Obama Nguema emitió un comunicado en el que asegura que, en total, cuarenta personas implicadas fueron detenidas tanto en el interior del territorio como en el vecino Camerún.

El anuncio se produce cinco días después de que el Gobierno camerunés informara de que un general chadiano no identificado y treinta hombres fuertemente armados fueran arrestados cuando intentaban acceder al país a través de la ciudad fronteriza de Kye-Ossi. Los diarios cameruneses niegan que el oficial responda a una estrategia del régimen chadiano. Por su parte, los portavoces ecuatoguineanos afirman que los arrestados en el interior proceden de aquella república, pero también de Sudán y Centroáfrica.

La denuncia del fallido 'putsch' militar ha provocado, según fuentes de la oposición, una intensa operación de represalia contra la disidencia. Las sedes del partido antigubernamental Ciudadanos para la Innovación en la capital, Malabo, y en Bata sirven de refugio a medio centenar de afiliados y permanecen rodeadas por efectivos de los cuerpos de seguridad, en declaraciones de Gabriel Nsé Obiang, líder de la formación, quien también denuncia que los sitiados carecen de alimentos y agua, y que otros cientos de simpatizantes han sido encarcelados y algunos han sufrido tortura. Entre los apresados se halla Jesús Mitogo Oyono, el único diputado contrario al régimen en una cámara con 100 escaños.

La excolonia española está gobernada por Obiang desde 1979, quien el 12 de noviembre celebró elecciones legislativas y municipales, saldadas, como es habitual, con la victoria abrumadora de la coalición gubernamental. Las garantías democráticas fueron cuestionados por el Gobierno de Madrid y la UE. Tan sólo quince días antes, un tribunal francés condenaba al vicepresidente Teodoro Nguma Obiang Mangue, 'Teodorín', hijo del presidente, a tres de años de reclusión y pago de 30 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos