Esperanza defraudada

Yuriko Koike ni siquiera esperó a los datos oficiales para reconocer su derrota. «Es un resultado muy duro», dijo desde París, donde participa en una conferencia sobre el cambio climático. Koike, gobernadora de Tokio, fue ministra de Abe, pero recientemente abandonó la formación en el poder para crear la suya propia, el Partido de la Esperanza, que aspiraba irrumpir en el Parlamento con unos 70 escaños. Se ha quedado en medio centenar. «Tenemos que analizar las razones apropiadamente, pero lo siento si mis palabras o acciones han incomodado a la gente y acepto con sinceridad su veredicto», afirmó. En todo caso, los resultados fueron muy similares a los que las encuestas vaticinaban a su partido, cuya ideología es excesivamente similar al de Abe. Koike ya anunció que ella no era candidata a presidir el Gobierno, ni en el caso de ganar los comicios, y se dedicará a preparar los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Fotos

Vídeos