Las dos Coreas acuerdan reunirse el martes y mantienen la esperanza

Imagen de la Casa de la Paz, en el poblado fronterizo de Panmunjom, que alojará el encuentro. :: afp/
Imagen de la Casa de la Paz, en el poblado fronterizo de Panmunjom, que alojará el encuentro. :: afp

De entrada, discutirán la participación de los norcoreanos en los Juegos de Invierno, que se celebrarán en febrero en Pyeongchang

ZIGOR ALDAMA SHANGHÁI.

'Sí, quiero'. Podría ser la aceptación de una propuesta de matrimonio, pero es algo mucho más importante: funcionarios de Corea del Norte se reunirán con homólogos del Sur el próximo martes, tal y como había propuesto Seúl tras el acercamiento al que invitó el presidente norcoreano, Kim Jong-un, en su discurso de Año Nuevo.

Pyongyang decidió restablecer el miércoles la línea de comunicación que había cortado en 2016, pero hasta ayer no aclaró si aceptaría entablar el diálogo de alto nivel sugerido por la hermana capitalista. Parece que, finalmente, el anuncio de que Corea del Sur y Estados Unidos no realizarán ejercicios militares durante los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán el mes que viene, fue el espaldarazo que el país comunista necesitaba para dar su esperada aprobación.

El diálogo comenzará suave. «Los puntos principales de la agenda están centrados en cómo mejorar las relaciones intercoreanas, incluida la participación de Corea del Norte en los Juegos», avanzó el portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano, Baik Tae-hyun. «Es positivo que la reanudación del diálogo intercoreano establezca el tono idóneo para mejorar las relaciones entre las dos Coreas. Una mejor relación puede ser el pequeño catalizador que ayude a resolver el problema nuclear norcoreano», añadió esperanzado el ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon.

Según la información proporcionada por Seúl, el encuentro se celebrará en las instalaciones construidas a tal efecto en el poblado fronterizo de Panmunjom y a través de la recién reabierta línea telefónica. Los delegados de ambos países tratarán de buscar la solución más adecuada para que la histórica participación de los atletas norcoreanos en los juegos de Pyeongchang se haga realidad. «El Gobierno considera que se debe preparar de forma que no viole las sanciones internacionales, incluidas las que aplica EE UU de forma unilateral», informó Baik.

Los funcionarios también tendrán que discutir diferentes asuntos que pueden parecer triviales, pero que no lo son cuando dos países están separados por la frontera más militarizada. Por ejemplo, cómo llegarán hasta Corea del Sur los atletas norcoreanos: se podría dar un permiso especial para que un avión chárter cruce el paralelo 38 o que se desplacen por tierra.

La agencia Yonhap también anunció que se hablará de quién y cómo correrá con los gastos de los deportistas y de la posibilidad de que ambas Coreas desfilen bajo una bandera unificada durante las ceremonias de inauguración y de clausura. Eso último es poco probable debido al escaso tiempo restante hasta el 9 de febrero, pero la sola mención de la posibilidad ya es un rayo de esperanza.

Trump se atribuye el mérito

Tanto China como Japón mostraron ayer el agrado que les producen los últimos acontecimientos, aunque mantuvieron su cautela. «Vemos que se están produciendo avances positivos en la situación de la península coreana, pero todavía quedan por resolver cuestiones muy complicadas», afirmó el negociador jefe de China para el programa nuclear norcoreano, Kong Xuanyou.

En Tokio, el secretario jefe del gabinete de Gobierno, Yoshihide Suga, reconoció que Japón está cooperando con Corea del Sur y EE UU para compartir información sobre lo que acontece, pero advirtió de que todavía es pronto para echar las campanas al vuelo. «De momento no cambiaremos nuestra política de presión a Corea del Norte», afirmó.

Finalmente, no podía faltar un tuit egocéntrico de Donald Trump para no dejar de ser el perejil de esta salsa. «¿Hay alguien que realmente crea que el diálogo existiría entre las Coreas si no fuese por mi firmeza y mi determinación a utilizar todo nuestro poderío contra el Norte?», escribió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos