135.000 evacuados en Bali ante una inminente erupción volcánica

Humo emanando del volcán en el Monte Agung. / EFE

El humo blanco y los temblores registrados en los últimos días llevan a las autoridades a elevar al nivel más alto la alerta en la zona del Monte Agung

REUTERSKarangasem (Indonesia)

Al menos 135.000 personas han sido evacuadas en los últimos días ante el aumento de la actividad sísmica del volcán Agung en Bali, que podría entrar en erupción en cualquier momento, según han informado las autoridades de Indonesia este jueves.

El humo blanco y los temblores registrados en los últimos días llevaron a las autoridades a elevar al nivel más alto la alerta en la zona del Monte Agung. Desde entonces, se ha recomendado a decenas de miles de ciudadanos que abandonen sus casas por el riesgo de erupción y de emisiones de gases.

La agencia nacional de gestión de desastres naturales ha situado a los evacuados en centros como gimnasios de escuelas y edificios gubernamentales en localidades vecinas y también ha facilitado tiendas de campaña.

Con las reservas de alimentos, aguas, medicinas y otros suministros al completo, las personas evacuadas temen que pasen un largo periodo de tiempo antes de poder regresar a sus hogares por el riesgo derivado de la actividad volcánica.

Un agricultor ha contado que está preocupado por la posibilidad de que la lava acabe destruyendo su casa y su parcela. "Si mi casa queda destruida no sé donde volveré a empezar mi vida. No se dónde dormirán mis hijos y lo único que puedo hacer ahora mismo es rezar", ha asegurado Gusti Gege Astana.

Las autoridades también han señalado que hay unas 30.000 cabezas de ganado dentro de la zona de peligro alrededor del volcán y han asegurado que están realizando esfuerzos por trasladar al ganado, que es una importante fuente de ingresos para muchos residentes.

Más de 1.000 personas murieron en la última erupción que se registró en el Monte Agung en 1963. Una superviviente de la anterior erupción ha contado que en esta ocasión las instrucciones de evacuación han llegado mucho antes.

"En aquel momento (durante la erupción de 1963) no fuimos evacuados hasta que la situación no fue realmente peligrosa. La vida siguió con normalidad mientras las cenizas y la lava estaban cayendo sobre nosotros, hasta que la gran lava salió y lo destruyó todo", ha narrado Gusti Ayu Wati, de 82 años.

Indonesia cuenta con unos 130 volcanes activos, más que ningún otro país. Muchos de ellos muestran un nivel elevado de actividad pero pueden pasar semanas o incluso meses antes de que se produzca su erupción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos