Toque de queda poselectoral en Honduras

Un simpatizante de la oposición muestra una pancarta en una calle de Tegucigalpa. :: G. Amador / efe/
Un simpatizante de la oposición muestra una pancarta en una calle de Tegucigalpa. :: G. Amador / efe

El líder de la oposición, Salvador Nasralla, alega fraude al saber que el actual presidente Juan Hernández le superaba por poco en el escrutinio

M. L. DE GUEREÑO A HABANA.

L El Gobierno interino de Honduras decretó en la madrugada de ayer un toque de queda de diez días tras los violentos disturbios entre oficialistas y opositores a causa del retraso de las autoridades electorales en presentar los resultados de los comicios generales del pasado domingo. Tanto Juan Orlando Hernández, actual mandatario y aspirante a la reelección -apoyándose en un cuestionado cambio de legislación-, como Salvador Nasralla, líder de la alianza opositora, y que lideraba los recuentos, se declararon vencedores.

La tensión ha ido en aumento al punto de que ya se han registrado al menos siete muertos y decenas de heridos. Por su parte, la Mesa Nacional de los Derechos Humanos denunció que, al alargar los escrutinios, el oficialismo busca consolidar el fraude y el «golpe electoral», marcando la ruptura del Estado de Derecho y causa graves daños a la democracia, adujo este organismo.

El país centroamericano llevaba esperando desde el domingo pasado resultados oficiales. El miércoles, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció la leve ventaja del actual gobernante, mientras ayer continuaba revisando más de 1.031 actas dudosas con la intención de anunciar porcentajes finales. Con el 94% de los sufragios escrutados, Hernández obtenía el 42,92 % frente al 41,42 % de Nasralla, quien llamó a sus seguidores a defender en las calles los votos del fraude.

La tensión se ha elevado al extremo de que hay al menos siete muertos y decenas de heridos

Los adversarios del Gobierno saliente, que no olvidan el golpe de Estado que en junio del 2009 sacó al entonces presidente Manuel Zelaya del poder y celebraban el lunes el triunfo de la izquierda en el país, pasaron a denunciar el retroceso en los derechos humanos y el aumento de la represión y los abusos de las autoridades. Asimismo, llamaron a seguir protestando pacíficamente.

Según explicó Manuel Zelaya, coordinador general de la alianza opositora-, el TSJ «publicó datos manipulados». Por ello convocó a movilizarse hoy «en todas las plazas públicas a nivel nacional para bajar esta dictadura». Zelaya proclamó el pasado domingo a Nasralla ganador de los comicios.

Saqueos 'dirigidos'

Las fuerzas antimotines actuaron con contundencia lanzando gases lacrimógenos e infiltrando agentes entre los manifestantes civiles. Sin embargo, algunos de estos mutaron la protesta pacífica en saqueos a supermercados y centros comerciales de los se llevaron alimentos, ropas, electrodomésticos y hasta motos.

El toque de queda que suspende las garantías constitucionales se decretó el viernes a las once de la noche -siete horas más en España- y regirá desde las 18:00 a las 6:00 horas, en todo el país. Además, la Casa Presidencial ordenó «proceder al desalojo de toda instalación pública, carreteras, puentes y otras instalaciones públicas y privadas que hayan sido tomadas por manifestantes o alberguen a personas que estén realizando actividades prohibidas por la ley». Solo militares, autoridades electorales, representantes de partidos políticos, observadores nacionales e internacionales, periodistas acreditados ante el TSE y trabajadores de servicios básicos podrán circular. El resto de las personas que la violen podrán ser detenidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos