En busca de Jorge Gómez seis días tras el terremoto

Especialistas en el número 286 de la calle Álvaro Obregón. /EFE
Especialistas en el número 286 de la calle Álvaro Obregón. / EFE

La familia del malagueño atrapado en un edificio derrumbado en México sigue sin novedades

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

El malagueño Jorge Gómez Varo lleva desde las 13.14 (hora local) del martes sepultado bajo una montaña de escombros tras el terremoto que sacudió Ciudad de México. Los especialistas saben que el tiempo corre en contra de las personas desaparecidas y trabajan sin descanso en la segunda planta de lo que queda del edificio situado en el número 286 de la calle Álvaro Obregón. Allí es donde se considera que se encuentra atrapado Jorge Gómez Varo.

Según indicó Alejandro, uno de los cuatro hermanos de Jorge Gómez Varo, se tienen localizadas a unas seis o siete personas con vida en el segundo piso, aunque se desconocen los nombres. Al respecto, explicó que los especialistas ya anunciaron a los familiares de los desaparecidos que se había descartado la presencia de vida en las plantas tercera y cuarta, por lo que iban a centrar sus esfuerzos en la segunda, donde se considera que hay un hueco de vida en el que se encuentra Jorge Gómez Varo.

Noticias relacionadas

Tras intentar acceder a esta zona desde la planta inferior y desde un edificio colindante, algo que no se consiguió, finalmente los especialistas decidieron llegar hasta el segundo piso desde arriba del edificio. Así, se desplegó una grúa, que comenzó a retirar planchas de hormigón del forjado del bloque. Las brigadas de ‘topos’ mexicanos (personal experto en este tipo de rescates), con ayuda de otros retenes desplazados desde países como España (efectivos de la Unidad Militar de Emergencias) o Israel, fueron limpiando de escombro los pisos para que luego se quitaran los pesados fragmentos.

El tiempo corre en contra de los supervivientes, por lo que los efectivos de los grupos de rescate no descansaron hasta llegar a la segunda planta en la jornada del sábado. Pero no está siendo nada fácil acceder al punto en el que se considera que está el malagueño. Los trabajos se realizan sin descanso, aunque de forma minuciosa para no provocar daños en la estructura que pudieran afectar a los supervivientes.

Una vez que se consiguió acceder a la segunda planta, un equipo de la UME, desplazado hasta el lugar de los hechos, y varios especialistas más se van turnando sin descanso hasta que se llegue al punto concreto en el que están los desaparecidos.

Noticias relacionadas

Según el hermano de Jorge Gómez Varo, los especialistas revisaron toda la segunda planta y se afanaban ayer en llegar hasta la zona en la que se cree que está el malagueño. Para ello, primero se tuvieron que enfrentar a una gran plancha de hormigón, que partieron en dos para luego quitarla. Desde entonces siguen retirando escombros para intentar alcanzar ese punto –algo que no había ocurrido al cierre de esta edición–.

Aunque ya han pasado cinco días desde que se produjo el terremoto, la familia no pierde la esperanza. «Si los efectivos de la UME están ahí buscando y creen que hay vida, nosotros también», apuntó Alejandro, que se mostró muy agradecido con los efectivos: «Se están portando muy bien con nosotros y nos están informando de los avances en todo momento».

Asimismo, el hermano de Jorge Gómez Varo aseguró que la familia está recibiendo todo el cariño que le muestran los malagueños, que no dejan de mandar mensajes de apoyo. «Todo eso te ayuda a estar más entero, aunque es cierto que los bajones son inevitables», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos