Polémica por la boda en el vuelo

La boda de un azafato y una azafata oficiada por el Papa el pasado jueves en el vuelo que le llevó de Santiago de Chile a Iquique ha escandalizado a algunos católicos al considerar que desvirtúa un sacramento. Más allá de la antipatía que genera Francisco en algunos sectores eclesiásticos, es indudable que el matrimonio exprés levanta unos cuantos interrogantes. Los contrayentes le dijeron al Pontífice que llevaban diez años casados por lo civil y querían también hacerlo por la Iglesia, pero no pudieron porque el templo resultó dañado por un terremoto en 2010. Ni el Papa ni sus colaboradores les preguntaron por qué no habían buscado otra parroquia desde entonces. Tampoco se ocupó ningún presbítero de confesarles antes del matrimonio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos