Persecución a tuiteros

M. VALENTE BUENOS AIRES.

En los dos últimos años han sido cuatro los casos de tuiteros detenidos, procesados y embargados por «intimidación pública», después de que se los vinculara con mensajes amenazantes contra el presidente Mauricio Macri o su familia en las redes sociales.

El último fue en octubre. Nicolás Lucero, de 20 años, volvía a su casa con su madre y se encontró con una docena de policías en la vivienda familiar. Revolvieron todo «como si buscaran una bomba», relató el muchacho, y se lo llevaron detenido sin explicarle las razones.

Al día siguiente, Lucero supo que el Ministerio de Seguridad había ordenado su arresto y la incautación de teléfonos móviles y el ordenador portátil de su hermana de 14 años por haber proferido una amenaza contra Macri.

En agosto de 2016 el joven había tuiteado el verso de una canción muy conocida en los estadios de fútbol que dice «Macri, te vamos a matar, no te va a salvar ni la (Policía) Federal». «Me dijeron que si era una canción debía haberle puesto comillas», contó.

Ya en 2016 otro joven de 21 años estuvo preso 50 días por el mismo delito. También fue procesada una profesora universitaria y se ordenó, además, el arresto de una mujer que amenazó por Twitter a la hija del mandatario desde una clínica psiquiátrica donde estaba internada.

Fotos

Vídeos