El Papa pide una salida «pacífica y democrática» a Venezuela

Un activista, durante una manifestación. :: J. BARRETO / afp

Las protestas en el país latinoamericano cumplen tres meses y se han saldado con 85 muertos

MILAGROS L. DE GUEREÑO CORRESPONSAL LA HABANA.

El papa Francisco pidió en la oración del Ángelus la paz para Venezuela, cuando ayer se cumplían tres meses de protestas que han dejado 85 muertos además de un intento «fracasado» de mediación del Vaticano de haberse concretado la fractura del chavismo, al punto que la oposición ha manifestado su apoyo a los oficialistas disidentes que rechazan la Constituyente. Entre ellos, destaca la fiscal Luisa Ortega, que el sábado agradeció a quienes hasta hace semanas eran sus adversarios por defenderla con marchas. «Hago un llamamiento para que se acabe con la violencia y se encuentre una solución pacífica y democrática a la crisis», dijo el Pontífice, que el pasado día 8 recibió en Roma a los seis obispos de la Dirección de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), que le informaron sobre la situación de la nación petrolera. Invocó a la señora de Coromoto para interceder por Venezuela. No es la primera vez que el Papa aboga por encontrar «soluciones políticas» a esta última crisis que ha agudizado el enfrentamiento y la polarización.

Por su parte, Nicolás Maduro responde a la presión opositora que exige elecciones anticipadas con la confianza de que las perderá reforzando a las Fuerzas Armadas. El sábado ascendió a 139 generales y almirantes y ensalzó a la institución castrense por ser «ejemplar, profundamente Bolivariana, porque tiene los valores de los libertadores, antiimperialistas y anticolonialistas, la génesis de nuestra nación». En ese acto aseguró que «los venezolanos no serán súbditos ni de reyes ni de imperios, porque en sus venas corre la sangre de libertadores».

Sin embargo, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) creó y juramentó ayer a grupos de ciudadanos en los Comités de Rescate de la Democracia (CRD), cuya función será organizar a sus comunidades para «detener el fraude» de la Constituyente, convocada por el Consejo Nacional Electoral para el 30 de julio. También incide en el malestar que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ampliara las atribuciones del Defensor del Pueblo Tarek William Saab a costa de quitárselas a la Fiscalía. El funcionario ha rechazado insistentemente esa «infamia», tras explicar que se vio «obligado por las propias circunstancias a solicitarle a la Sala Constitucional que aclarara una serie de derechos».

El TSJ aclaró que el Defensor del Pueblo podía acceder a los actos investigados por la Fiscalía, y solicitar, entre otras cosas, análisis forenses. Pero la fiscal Ortega advirtió de que desconocerá cualquier sentencia emitida por «unos ileg ítimos magistrados». Según Ortega, «se han producido sentencias del TSJ que, además de romper el orden constitucional ya muy maltratado, le entregan la investigación de los derechos humanos posiblemente a quienes violen los derechos humanos».

Fotos

Vídeos