México acomete su reconstrucción

Los soldados custodian el bloque colapsado de la avenida Álvaro Obregón tras la recuperación del último cuerpo. :: daniel becerril / reuters

Las autoridades concluyen la recuperación de cadáveres al constatar que ya no hay más desaparecidos por el terremoto

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO

Las autoridades mexicanas dieron por concluida la búsqueda de desaparecidos después de que la madrugada de ayer fue recuperado un joven de un derrumbe en la colonia del Valle y el último cuerpo de entre los escombros del edificio de la avenida Álvaro Obregón, en la colonia Roma, del que fueron rescatados 28 supervivientes y 49 muertos. Ahora comienza la entrada de maquinaria pesada para la demolición, así como la investigación para precisar responsabilidades en el derumbamiento de edificios supuestamente resistentes a sismos como el que el pasado día 19 sacudió el centro de México dejando 369 muertos y miles de viviendas con daños estructurales severos en el país.

«Este es el último de los puntos, estamos sin familiares que estén al pendiente del rescate de alguna de las personas reportadas como desaparecidas. Seguimos retirando material, pero ya no buscamos personas, porque ya no tenemos ninguna desaparecida», confirmó el jefe del Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

El alcalde confirmó que en la capital hubo 228 muertos y que 16 personas continúan hospitalizadas, de ellas tres muy graves; no quedan ni heridos ni muertos sin identificar.

Por su parte, Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos del Ministerio de Gobernación indicó en Twitter: «Concluida la tarea, todos los cuerpos rescatados y entregados en Álvaro Obregón conforme lo comprometido con sus familiares» de no meter maquinaria hasta no haber rescatado el último cuerpo reclamado.

El director de Protección Civil de la Ciudad de México, Fausto Lugo García, informó que se apuntalan algunos edificios derrumbados para prevenir nuevos movimientos de escombros. La Fiscalía ingresó para tomar muestras y materiales que permitan investigar las causas del desplome en el inmueble de Álvaro Obregón dónde el aparejador malagueño Jorge Gómez perdió la vida después de ordenar a todos sus trabajadores evacuarlo. La zona todavía permanece acordonada por el peligro que representa para viandantes y tráfico de vehículos.

Los datos de las pérdidas millonarias aún se recopilan, pero las estimaciones los sitúan en torno a los 1.700 millones de euros. Por delante quedan meses de trabajos entre demoliciones, reparaciones y reconstrucción. Tanto el Gobierno federal como el de capital disponen de un fondo para desastres. El de la ciudad era de unos 500 millones de euros.

'Remesas' salvadoras

Según los expertos, no habrá un gran impacto negativo del crecimiento del PIB, aunque el sismo del día 19 «tiene el potencial de ser una de las catástrofes naturales más costosas de México», según el servicio de inversionistas de la agencia de calificación Moody's. Para Alfredo Coutiño, director de Moody's Analytics para América Latina, «los trabajos de reconstrucción compensarán parte de la pérdida total de actividad durante el cuarto trimestre».

Por su parte, el Banco Mundial anticipa que, pese a los daños causados por los sismos, los huracanes y las lluvias, las 'remesas' (el dinero enviado por los emigrantes) serán «el salvavidas» económico de la nación azteca. La entidad afirma que, ante el repunte experimentado por la economía estadounidense, donde residen la mayor parte de los mexicanos en el extranjero, este año enviaran la cifra récord de 26.000 millones de euros.

Los países con mayores entradas de divisas procedentes de sus emigrantes son: India, con 55.000 millones de euros; China con 51.000 millones; Filipinas con 28.000 millones; México con 26.000 millones y Nigeria con 18.000.

Fotos

Vídeos