Casi medio millón de puertorriqueños podrían dejar la isla en dos años, según un estudio

Un hombre camina con dos cajas de alimentos frente a una fila de personas damnificadas por el paso del huracán María. /Thais Llorca (Efe)
Un hombre camina con dos cajas de alimentos frente a una fila de personas damnificadas por el paso del huracán María. / Thais Llorca (Efe)

Florida, Pensilvania y Texas son las zonas señaladas como principales receptores

EFENueva York (Estados Unidos)

Unos 470.000 puertorriqueños podrían dejar su país en los próximos dos años como resultado del devastador azote del huracán María en la isla y sus principales destinos serían el estado de Florida, seguido por Pensilvania y Texas. Así consta en un informe del Centro de Estudios Puertorriqueños dado a conocer este jueves, que estima, en base a datos del Censo, que entre 114.000 y 213.000 boricuas emigrarían anualmente, lo que llevaría a la isla a perder el 14 por ciento de su población (470.335).

De esta cifra, el estudio estima que entre 22.710 y 42.771 niños en edad escolar migrarán junto a sus familias y entre 17.250 y 32.721 jóvenes de 18 a 24 años.

Basado en las proyecciones del Centro, Puerto Rico perderá en dos años la misma población que la que perdió entre 2006 y 2016 por culpa de la crisis económica, que provocó una masiva emigración de puertorriqueños, que estaban desempleados o subempleados.

Al inicio del 2006 había la misma cantidad de boricuas en EE UU que en la isla, pero diez años después se estima que dejaron el país alrededor de 525.769 personas o el 10 % de la población. Para el 2016, la población en los diversos estados sumaba 5,5 millones mientras que la de Puerto Rico se había disminuido a unos 3,5 millones, según el estudio.

Puerto Rico, que atraviesa una grave crisis económica, sufrió en septiembre el paso de dos huracanes, Irma, y días más tarde María, el más potente que ha afectado la isla en 80 años y que devastó el país con daños graves a la infraestructura, le dejó sin energía eléctrica, agua potable y problemas de comunicación.

El colapso del sistema eléctrico y el tiempo que tomará restablecerlo en las zonas urbanas, donde se concentran los empleos, así como recomponer el sistema de transporte público y de comunicaciones, afectará los comercios y el sector de servicios, con una caída significativa de empleos, señala el informe.

El informe del Centro de Estudios Puertorriqueños proyecta que la Florida, a donde ya estaban llegando emigrantes de la isla, recibirá el mayor número, con un éxodo anual estimado entre los 40.998 y 82.707 personas. Precisamente, el gobernador Rick Scott, informó el miércoles de que desde el pasado 3 de octubre más de 58.000 personas han llegado a la Florida desde Puerto Rico por vía aérea y en embarcaciones operadas por compañías privadas.

Con esta emigración tras María, Florida desplazará a Nueva York para convertirse por primera vez en la historia en el estado con el mayor número de puertorriqueños. Nueva York, que había sido el destino principal, sólo recibirá a unos 12.000 puertorriqueños. En Texas y Pensilvania podían exceder los 25.000 y el resto de los diez estados con mayor población de puertorriqueños podrían recibir más de 10.000 boricuas, incluyendo a Nueva Jersey, Massachussetts, Connecticut y Ohio, agrega el estudio.

Asimismo, señala como un factor de preocupación que el huracán María ha acelerado la emigración que la crisis económica había iniciado, a tal punto que -indica- "podemos referirnos a la despoblación como uno de los más significativos obstáculos para su recuperación económica".

Fotos

Vídeos