Maduro pide a los empresarios que abran cuentas en yuanes para «boicotear al dólar»

M. L. DE GUEREÑO LA HABANA.

Nicolás Maduro recurre a ideas de todo tipo con tal de salvar la revolución bolivariana de Hugo Chávez. Hace cinco días lanzó el 'plan conejo' para garantizar comida para los venezolanos aprovechando la capacidad reproductora de esos animales. Horas después, anticipándose al impacto que las sanciones de EE UU tendrán en la economía venezolana al no poder cobrarles la venta de petróleo, pidió a las empresas que abran cuentas en yuanes y rublos después de anunciar la creación de una bolsa de monedas para boicotear al dólar estadounidense en beneficio del yuan chino y el euro, entre otras. Y ayer confirmó ante representantes de 60 países la convocatoria de elecciones a gobernador para el 15 de octubre, criticó a las agencias de prensa y cadenas internacionales de mentir sobre la actualidad del país petrolero e invitó a usar más las redes sociales para que «la verdad» de Venezuela llegue a los jóvenes del mundo.

Si la cría de conejos no presenta muchas dificultades, la estrategia de recurrir al yuan, la rupia, el rublo, el euro y el yen para librarse del imperio de la divisa estadounidense es una apuesta que, de funcionar, podría ser copiada por otras naciones se han acercado a China y Rusia que por sus problemas con EE UU. Con ésta jugada, utilizada por primera vez en el continente americano, el Gobierno se «está anticipando a las sanciones de EE UU». Desde esta semana pasada, el crudo venezolano, el principal recurso exportable y primera fuente de ingresos del país pasó a cotizarse en yuanes, concretamente a 306,26, que equivale a 46,75 dólares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos