Lula lanza su candidatura desde prisión

Dilma Roussef en el acto de apoyo a Lula. :: douglas magno / afp/
Dilma Roussef en el acto de apoyo a Lula. :: douglas magno / afp

El expresidente de Brasil, condenado a doce años y medio por corrupción y blanqueo, es el favorito para las elecciones con un 39% de apoyos

M. VALENTE BUENOS AIRES.

Detenido desde el 7 de abril, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, lanzó el pasado viernes su candidatura a la presidencia para las elecciones de octubre con un acto celebrado en Contagem, un suburbio de Belo Horizonte en el Estado de Minas Gerais.

En la manifestación, a la que asistieron varios miles de personas, su sucesora y ahijada política Dilma Rousseff -destituída en un polémico juicio político en 2016- leyó un manifiesto elaborado por el exmandatario. «Sé cuál es mi lugar en la historia y sé cuál es el lugar reservado a los que hoy me persiguen», afirmó en un texto en el que afirmaba que «es para acabar con el sufrimiento del pueblo por lo que soy nuevamente candidato a la presidencia».

El caso del tríplex

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) fue condenado en primera y segunda instancia por corrupción y blanqueo en una causa sin pruebas materiales del delito y en la que se le atribuye un tríplex que asegura que no le pertenece. El inmueble es de una empresa con contratos con Petrobras. La condena fue a doce años y medio de prisión pero le restan dos instancias. «Hace dos meses que estoy preso injustamente sin haber cometido ningún delito», indicó Lula en el texto leído por Dilma. El expresidente, dos veces elegido para conducir los destinos de Brasil, es el favorito para las elecciones de octubre, con un caudal de apoyos de 39 % según la encuesta de Vox Pópuli de finales de mayo, cuando ya estaba bajo arresto.

La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, aseguró que si no permiten competir a Lula puede haber «una convulsión social» en el país. Reiteró que el exmandatario «será candidato incluso preso, pues no tiene suspendidos sus derechos políticos». Obvió otro obstáculo que pone en duda la posibilidad de que Lula sea parte de la contienda electoral. La ley brasileña sostiene que no puede ser candidato un condenado por un tribunal colegiado. De todos modos, el PT tiene previsto inscribir su candidatura el 15 de agosto y seguir pujando por la revisión de su caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos