Hernández inicia segundo mandato en medio de protestas por fraude

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, asumió ayer un segundo mandato consecutivo en medio de protestas de la oposición, que sigue clamando que hubo fraude en los polémicos comicios de noviembre. Mientras sus seguidores lo aclamaban en el acto de investidura celebrado en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, sus adversarios se concentraron en la colonia capitalina de Miraflores, donde fueron despejados por la policía con gases lacrimógenos cuando intentaban marchar hacia el lugar de la investidura. Centenares de manifestantes fueron dispersados, horas después, por la policía, que llegó con una tanqueta y gases para repeler a los activistas que les tiraban piedras.

En su discurso, Hernández se comprometió a mejorar la seguridad e invertir más en salud, educación y empleo, al tiempo que llamó a sus adversarios a un diálogo para superar la polarización que dejó el proceso electoral. «Frente al pueblo hondureño, me comprometo a desarrollar un proceso de reconciliación entre todos los hondureños, como debe ser», declaró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos