La esperanza de encontrar vivo a Jorge Gómez se desvanece tras ocho días atrapado

Trabajos de rescate en el edificio de Álvaro Obregón. /José Méndez/ Efe
Trabajos de rescate en el edificio de Álvaro Obregón. / José Méndez/ Efe

La Unidad Militar de Emergencias sigue trabajando en México con la esperanza de llegar pronto al lugar donde está el malagueño

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Conforme pasan los días la esperanza de encontrar aún con vida al malagueño Jorge Gómez Varo bajo los escombros del edificio de Álvaro Obregón 286 se desvanecen. Sin embargo, los equipos de salvamento siguen trabajando en el lugar con el objetivo de llegar cuanto antes al lugar en el que está atrapado. Así lo confirmaron ayer fuentes de la Embajada de España en México y del equipo USAR de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desplegado en Ciudad de México, que sigue trabajando aún con el fin de llegar cuanto antes al punto exacto en el que se cree que puede estar atrapado el malagueño y proceder a sus rescate.

«Seguimos trabajando, pero todavía no hemos llegado. Pensamos que estamos muy cerca de la zona donde creemos que está, aunque no sabemos cuánto queda ni el tiempo que nos puede llevar. Sobre la esperanza de encontrarlo con vida con los días que lleva atrapado, el oficial de prensa desplegado en la zona, el capitán Juan Carlos Peña, afirmó a SUR: «Pues no sé, es algo confuso» .

El oficial de la UME explicó que se esté avanzando todo lo deprisa que se puede, aunque se trata de un trabajo que requiere mucha seguridad. Según la Unidad Militar de Emergencias, el estado del edificio, que sufrió un colapso severo, hace necesario una labor especializada para trocear, con herramientas de corte y fuerza, las planchas de hormigón, retirar escombros y apuntalar los espacios para progresar hasta los cuerpos sin poner en riesgo la vida de los rescatadores. «Esta es una labor compleja y especializada que requiere un tiempo prolongado», según el Ministerio de Defensa.

Deslizamientos

Peña explicó que todavía se están retirando las placas de hormigón y escombros de las plantas superiores. «Cuando quitamos esas placas se producen deslizamientos y es necesario apuntalar. Además, no puede haber nadie por precaución. Son trabajos lentos. No obstante, estamos abriendo vías. Insisto, creemos que estamos cerca, pero no sabemos si nos quedan cinco horas o tres días porque no conocemos lo que nos vamos a encontrar», declaró el capitán de la UME.

Actualmente, el esfuerzo principal de la UME se centra en el edificio de la calle Álvaro Obregón, donde trabajaba el malagueño Jorge Gómez. Allí, los equipos técnicos y cinológicos han detectado varios cuerpos por lo que se trabaja, en coordinación con el Comando Centralizado de Gestión de Equipos USAR, para conseguir acceder a ellos. Fuentes diplomáticas indicaron que sólo tienen conocimiento de un español fallecido residente en México como consecuencia del seísmo, el médico madrileño Leopoldo Nieto Cisneros, y que continúa la búsqueda de otro español, en el edificio, que se derrumbó por el terremoto del pasado 19 de septiembre.

El seísmo que golpeó el centro de México, con una magnitud 7,1 en la escala de Richter, ha dejado al menos 333 muertos, de ellos 194 en la capital, donde las autoridades locales calculaban que todavía hay cerca de cuarenta personas bajo los escombros del edificio de la avenida Álvaro Obregón. Hasta el momento, los cuerpos rescatados bajo los escombros de este inmueble son ya 16.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos