Docentes a la intemperie

En las provincias de Argentina, la crisis por falta de recursos se siente desde hace mucho tiempo. En la provincia de Neuquén, en el sur del enorme país, los docentes -que son los primeros en reaccionar al ajuste en el sector público- estuvieron en huelga durante 45 días reclamando aumentos salariales. Y ahora el foco de atención está en su vecina Chubut. Es también una provincia de la región patagónica con temperaturas que rondan los cero grados este mes, cuando todavía no ha llegado el invierno. Los docentes están realizando una protesta por salarios y otras demandas desde hace más de un mes, que incluye paros parciales, asambleas callejeras y cortes de caminos en la capital provincial y en otras ciudades del distrito.

Ahora, desde hace diez días, unas sesenta personas mantienen ocupado el Ministerio de Educación provincial. La ocupación es acompañada por un campamento alrededor del edificio donde los docentes pasan día y noche, por turnos, alrededor del fuego y con temperaturas cada día más extremas. Las autoridades aseguran que no pueden dar más aumentos. En los últimos días, la manifestación llegó a las puertas de la sede del gobierno provincial y de la casa de la ministra de Educación, que hasta el momento solo puede ofrecer diálogo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos