Cuenta atrás en la segunda planta para rescatar a Jorge

Los especialistas tratan de retirar una plancha de hormigón para acceder a la zona en la que se considera que está atrapado Jorge Gómez Varo

ÁLVARO FRÍAS / JUAN CANO

Los especialistas siguen trabajando en la segunda planta de lo que queda del edificio situado en el número 286 de la calle Álvaro Obregón. Allí es donde se considera que se encuentra atrapado Jorge Gómez Varo, el joven malagueño que lleva desde las 13.14 (hora local) del martes sepultado bajo una montaña de escombros tras el terremoto que sacudió Ciudad de México.

Según indicó Alejandro, uno de los cuatro hermanos de Jorge Gómez Varo, se tienen localizadas a unas seis o siete personas con vida en la segunda planta, aunque se desconocen los nombres. Al respecto, ha explicado que el último escaneo que se hizo el pasado viernes –desde entonces no se ha vuelto a hacer ninguno– mostró que había vida en este punto.

En la jornada de ayer los trabajos se agilizaron después de que, con ayuda de una grúa, se comenzaran a retirar lozas de hormigón del edificio. Las brigadas de ‘topos’ mexicanos (personal experto en este tipo de rescates), con ayuda de otros retenes desplazados desde países como España (efectivos de la Unidad Militar de Emergencias), Estados Unidos, Israel o Japón, fueron limpiando de escombro los pisos para que luego se quitaran los pesados fragmentos.

Finalmente, consiguieron llegar a la segunda planta. Según ha asegurado la familia de Jorge Gómez Varo, ahí es donde el malagueño tenía su oficina y donde los testimonios de otras personas lo sitúan.

Noticias relacionadas

Alejandro ha recordado que Lizzeth López, una compañera de trabajo de Jorge, pudo contactar con la familia por teléfono y les dijo que el malagueño estaba vivo y que se encontraba cerca de ella. «Otra empleada declaró en televisión que mi hermano ordenó a todos que salieran y que se quedó el último en la oficina –él es el jefe de esa delegación de la consultora gallega Valora en México– para asegurarse de que todo el mundo abandonaba el edificio. Pero él no pudo hacerlo», ha apuntado.

No está siendo nada fácil llegar hasta el punto en el que se considera que está el joven malagueño. Los trabajos se realizan sin descanso, aunque de forma minuciosa para no provocar daños en la estructura que pudieran afectar a los supervivientes.

Una vez que se consiguió acceder a la segunda planta, un equipo de la UME, desplazado hasta el lugar de los hechos, y varios especialistas más se van turnando sin descanso hasta que se llegue al punto concreto en el que están los desaparecidos.

Según el hermano de Jorge Gómez Varo, los especialistas ya han revisado toda la segunda planta, menos una zona, en la que se considera que están los supervivientes a la catástrofe. «Ahora tienen que retirar una placa de hormigón para llegar hasta ellos, algo que les va a llevar varias horas», ha apuntado.

Aunque ya han pasado más de cuatro días desde que se produjo el terremoto, la familia no pierde la esperanza. «Estamos esperando un milagro y que rescaten a Jorge con vida», ha insistido Alejandro.

Fotos

Vídeos