Campaña a ritmo de reguetón

El presidente de Venezuela, Nicolas Maduro, y su mujer Cilia Flores, en un acto con seguidores. :: reuters
/
El presidente de Venezuela, Nicolas Maduro, y su mujer Cilia Flores, en un acto con seguidores. :: reuters

Nicolás Maduro se proclama candidato a la reelección sin esperar al trámite de la ratificación, previsto para la próxima semana

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO LA HABANA.

Consciente de ser el candidato del chavismo para las próximas elecciones presidenciales y sin esperar, siquiera por no dar más que hablar, al trámite de la ratificación del próximo 4 de febrero, Nicolás Maduro bailando con su esposa Cilia Flores al ritmo del reguetón lanzó su candidatura presentando el lema 'Todos con Maduro', el logo -una M con los colores de la bandera venezolana y la frase 'Juntos Podemos Más'-, y la canción oficial de su campaña 'Todos con Maduro'. El viernes se presentó ante miles de seguidores a los que preguntó: «¿Quiénes de ustedes bailan bien? Vamos a probar a ver quién baila mejor: si ustedes o yo. Música... Dale, dale, dale», dijo antes de arrancarse al 'perreo' al compás de la letra.

Mientras, la oposición, pillada fuera de juego por el adelanto de los comicios, lo que claramente beneficia al sucesor de Hugo Chávez, pedía ayer a los antichavistas salir este fin de semana a los puntos establecidos para revalidar a los dos únicos partidos antigubernamentales -Acción Democrática y Primero Justicia- que concurren a los comicios. Por decisión del Consejo Nacional Electoral, han quedado excluidos la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Voluntad Popular y Partido Unión y Entendimiento (Puente).

El presidente se enfrenta a una severa crisis económica, política y social. Según varias encuestas, el 70% de los venezolanos quieren un cambio de gobierno. Y desde las filas chavistas también ha habido abandonos. Uno de los últimos fue el del exzar del petróleo Rafael Ramírez, ahora en paradero desconocido y con orden de captura por la Fiscalía para juzgarlo por corrupción, desvío de recursos de la estatal PDVSA y lavado de dinero.

LA CLAVE El mandatario condena las amenazas de líderes mundiales de no reconocer los resultados electorales

Ramírez había renunciado en diciembre a su cargo de embajador ante la ONU y propuso a Maduro medirse en unas primarias para ver quién ganaba la candidatura. La respuesta fue la orden de captura dictada por el fiscal Tarek Willian Saab, otra de las figuras destacadas del 'madurismo'.

Rechazo internacional

Las protestas internacionales y las advertencias de no reconocer estas elecciones no son algo que parezca preocupar al 'delfín' de Chávez. «Yo le digo a (Donald) Trump, (Juan Manuel) Santos y (Mariano) Rajoy, que en el primer cuatrimestre del año habrá elecciones y el pueblo de Venezuela saldrá a votar» y añadió que «pese al 'saboteo' habrá elecciones».

El presidente francés, Emmanuel Macron, se sumó ayer a esta lista de 'enemigos' al pedir un aumento de las sanciones de la Unión Europea contra Caracas. El Gobierno chavista lamentó estas declaraciones, que calificó de «acto hostil del líder de una nación con la que Venezuela ha cultivado lazos históricos y fraternales».

Horas después, era el mandatario argentino el que descalificaba al régimen de Maduro en una entrevista con la agencia France Presse. El presidente Mauricio Macri afirmó que su país «no va a reconocer» el resultado de las próximas elecciones, al estimar que Nicolás Maduro ha transformado Venezuela en una «dictadura».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos