La Asamblea Nacional investiga a los autores del «intento de disolución»

M. LÓPEZ DE GUEREÑO

la habana. Tal y como pidió Delcy Rodríguez, presidenta de la chavista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), los diputados de la opositora Asamblea Nacional (AN) volvieron ayer a trabajar. Pero lo hicieron convocando una sesión extraordinaria en la que aprobaron por unanimidad investigar a los responsables materiales e intelectuales del «intento de disolución de la AN y de todos aquellos que usurpen sus funciones» -decisión adoptada por la ANC-, así como convocar a la comunidad internacional para que acompañe con acciones la defensa de la legitimidad del Parlamento.

El primero en intervenir en la sesión, a la que asistieron representantes de 18 países, entre ellos España, Inglaterra, Francia, Alemania, Austria, Holanda, Argentina, México y Chile, fue el extitular del Congreso, Henry Ramos Allup, quien calificó de «adefesio» el decreto emitido por la ANC para asumir algunas competencias legislativas del Parlamento e indicó que los asambleístas chavistas debieron «recular» al no disolver la unicámara de mayoría opositora, pero expresó que «no va a cambiar la pésima imagen que tiene este régimen de ser un Gobierno fallido» que no garantiza las necesidades básicas. Varios diputados insistieron en que desconocían los actos de la Constituyente elegida «violando la propia Constitución», por lo que consideraron que «todos sus actos son nulos y deben ser desconocidos por el pueblo y la comunidad internacional».

Respecto a la participación opositora en las elecciones regionales, Allup destacó que el 85% de la población rechaza al Gobierno. «Vamos a perseverar, porque elección que se haga la vamos a ganar», sentenció. Por su parte, Freddy Guevara, vicepresidente de la AN, sentenció que «desconocemos la sentencia 155 y 156 del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y procedemos a romper el decreto que pretende desconocer al único poder legítimo e independiente que tiene Venezuela».

Fotos

Vídeos