La Armada argentina relativizó la alerta del 'San Juan' en su último mensaje

Los responsables de cuerpo admiten que ningún mando observó una avería de magnitud pese al aviso de «principio de incendio»

R. C.

«Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías número 3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías. Baterías de proa fuera de servicio. Al momento en inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal, mantendré informado». Fue el último mensaje emitido por el submarino argentino desaparecido en el Atlántico sur con 44 tripulantes, cuando navegaba por el golfo de San Jorge, a 450 kilómetros de la costa.

El capitán de navío Enrique Balbi, portavoz de la Armada argentina, aseguró ayer que «con todas las comunicaciones telefónicas que hubo, en ningún momento ni el comandante de la unidad ni el comandante superior consideró como una emergencia ni como una avería de gran magnitudnin» el «principio de incendio» notificado por el submarino 'ARA San Juan' horas antes de extraviarse.

El portavoz adujo también que, si el mismo comandante del 'ARA San Juan', «con 22 años de experiencia», valoró la situación «como está escrita en el parte», no es una emergencia, ya que de habe r sido así «él mismo hubiese salido a superficie e informado al comandante para que se le acompañase a un puerto».

Habrá ceses

Balbi había detallado el lunes que el submarino informó en una comunicación antes de desaparecer de un «ingreso de agua por el 'snorkel'» que cayó, por el sistema de ventilación, sobre una batería y provocó un cortocircuito y un principio de incendio, con humo pero sin llamas. Y señaló entonces que el cortocircuito fue «subsanado» y se aisló «eléctricamente la batería», tras lo que el submarino prosiguió en inmersión con su recorrido hacia la base en Mar del Plata propulsado por el circuito de popa.

Por otra parte, Balbi aseguró que se viven «horas críticas» y de «mucha incertidumbre» en la búsqueda del submarino, desaparecido hace ya trece días, al tiempo que subrayó el compromiso para localizarlo lo antes posible, sin que haya fecha de finalización fijada para el operativo.

Entretanto, el Gobierno subrayó ayer su apoyo a la Armada. «No tenemos hoy ningún elemento que objetar a su trabajo», esgrimió el jefe del Gabinete de Ministros, Marcos Peña, a pesar de que varios medios dan ya por seguro que el presidente, Mauricio Macri, acometerá ceses en cuanto se localize el sumergible. La tensión entre los angustiados familiares de la tripulación, ha motivado desagradables enfrentamientos por la convicción de algunos en un funesto desenlace.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos