Diario Sur

Lucía, la adolescente violada y empalada que remueve la conciencia argentina

Lucía Pérez.
Lucía Pérez.
  • La autopsia reveló que había sido obligada a tomar gran cantidad de cocaína

La brutal violación de una joven de 16 años en Argentina ha conmocionado al país. Lucía Pérez fue drogada, violada y empalada en Mar de Plata.

"Todos los días investigamos violaciones y homicidios pero jamás esta conjunción de hechos aberrantes, es la primera vez en mi carrera que lo veo", expresó la fiscal de la causa, María Isabel Sánchez, que recalca que la adolescete "fue sometida a una agresión sexual inhumana". Ya hay dos detenidos, Juan Pablo Offidani, de 41 años, y Martín Farías, de 23, hijo de su pareja. La fiscal ha dicho "no tener dudas" de su participación en el crimen.

Según la investigación, la joven conoció a sus asesinos el día previo al crimen, porque vendían droga cerca de su colegio y les quiso comprar un cigarrillo de marihuana pero no era adicta a las drogas. El crimen ocurrió el pasado sábado en la casa donde vivía el más joven, Farías. Él fue quien llevó a Lucía a un centro de salud diciendo que había sufrido una sobredosis, pero llegó sin vida.

La autopsia reveló que había sido obligada a tomar gran cantidad de cocaína, violada con violencia y "empalada", ha explicado la fiscal, que subraya que la joven padeció un fallo cardíaco a raíz del «excesivo dolor» que sufrió como resultado del empalamiento.

El caso está catalogado como homicidio, pero los abogados reclaman que se investigue como feminicidio, figura que desde 2012 está contemplada en la ley argentina y tiene una pena de cadena perpetua.