Diario Sur

Las FARC piden perdón por el «dolor» causado con los secuestros

Miembros del equipo negociador de las FARC.
Miembros del equipo negociador de las FARC. / Enrique de la Osa (Reuters)
  • La guerrilla anima a otros actores del conflicto en Colombia a reconocer sus "responsabilidades"

La Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han pedido perdón por el "dolor" causado con los secuestros "por razones económicas", al tiempo que han animado a otros actores del conflicto a reconocer "responsabilidades".

"Queremos reconocer, con sentimiento de humanidad y reconciliación, que en el desenvolvimiento del conflicto las FARC también causamos un gran dolor por la retención de personas por razones económicas", ha dicho 'Iván Márquez' en un vídeo grabado en La Habana.

El jefe de la delegación de paz de las FARC y 'número dos' de la guerrilla ha admitido que, aunque "tal conducta siempre tuvo el propósito de sustentar las necesidades de la rebelión, terminó lacerando entornos familiares". "Transcurridos más de cuatro años de haber suspendido este tipo de procedimientos, reiteramos hoy ante el país nuestro compromiso de no repetición y nuestro deseo de que dichas prácticas queden sepultadas para siempre con la guerra que termina", ha enfatizado.

Reconciliación

'Iván Márquez' ha confiado en que "esta sincera determinación de reconciliación -que no espera nada a cambio- motive en otros intervinientes en el conflicto su disposición y compromiso con las víctimas y con la reconciliación nacional". "Ha llegado la hora de que todos los involucrados en el conflicto reconozcamos responsabilidades y nos comprometamos resueltamente a garantizar el nunca más pensando en el presente y en las generaciones futuras para que dentro de unos años vean en este acuerdo de paz el punto de partida de una nueva Colombia", ha instado.

Si bien "el perdón es un asunto de la conciencia íntima", el líder insurgente ha considerado que más de medio siglo de "victimizaciones acumuladas" obligan a "pensar en la necesidad de acabar la vorágine de violencia que ha atrapado a los colombianos durante tanto tiempo". "Es clamor nacional frenar el desangre entre hijos de una misma patria", ha proclamado, invitando a "construir la paz cada día, en cada ciudad y en cada territorio, a trabajar mancomunadamante, para que el principio de la no violencia florezca en el comportamiento cotidiano".

El pasado 24 de agosto el Gobierno y las FARC anunciaron la consecución del acuerdo de paz definitivo, sobre el que los colombianos deberán pronunciarse en un plebiscito programado para el próximo 2 de octubre.