Alemania castigará la invasión del espacio privado digital

Un proyecto de ley prevé penas de hasta diez años para quienes manipulen y utilicen sin permiso de sus dueños aparatos con conexión a internet

JUAN CARLOS BARRENA BERLÍN.

La invasión ilegal del espacio privado virtual de las personas recibirá el mismo castigo penal en Alemania que el acceso sin consentimiento al hogar real de los ciudadanos. El Bundesrat, la Cámara alta alemana, aprobó ayer la introducción y tipificación del «allanamiento de morada digital» como un nuevo delito penal que será castigado con penas de hasta diez años de cárcel.

El proyecto de ley elaborado y presentado por el Estado federado de Hesse tiene como fin sancionar a quienes manipulen y utilicen sin consentimiento de sus dueños ordenadores, teléfonos inteligentes y aparatos del hogar con conexión a internet, entre otros instrumentos informáticos de uso particular. Tras su aprobación por la cámara de representación de los 16 Estados federados germanos, el proyecto de ley pasará a ser debatido y votado por el Bundestag, el parlamento federal.

La iniciativa subraya que actualmente y en base al derecho de privacidad se protegen los datos y se castiga por ley a quien pretende obtenerlos ilegalmente para manipularlos o beneficiarse de los mismos. No sucede sin embargo lo mismo con el 'hardware' o los sistemas informáticos, que en muchos casos son infiltrados masivamente con programas malignos para convertirlos en instrumentos de grupos cibercriminales.

Es el caso de las llamadas redes de 'bots', por las que miles de ordenadores son manipulados de manera conjunta sin que sus dueños o usuarios se den cuenta de ello. El texto del proyecto de ley subraya que el 40% de los sistemas informáticos en Alemania se encuentra contaminado con programas malignos, según cálculos oficiales.

Combatir el cibercrimen

La ministra de Justicia de Hesse, la cristianodemócrata Eva Kühne-Hörmann subrayó que el código penal alemán cuenta actualmente con demasiados agujeros a la hora de combatir el llamado cibercrimen y que los aparatos informáticos necesitan contar con la misma protección o defensa legal que las viviendas o los vehículos. «La bicicletas están más protegidas que los ordenadores», denunció la ministra.

El titular de Justicia de Renania del Norte-Westfalia, Peter Biesenbach, subrayó que la nueva ley facilitará la labor de la Policía y tribunales a la hora de combatir a piratas informáticos que infectan ordenadores y móviles inteligentes con programas dañinos.

Biesenbach calificó de urgente proteger a los ciudadanos de tecnologías manipulables. «Recientemente una pareja fue grabada cuando hacía el amor por la cámara de su televisor inteligente sin saber que el aparato se encontraba manipulado. El corte se publicó poco después en una página web pornográfica», denunció el ministro, quien comentó que «casos así dejan claro que el propio televisor puede convertirse en un arma contra su usuario».

La iniciativa de Hesse fue presentada por primera vez hace año y medio, pero no llegó a ser tramitada al Bundestag ante las elecciones legislativas celebradas el pasado otoño y la previsión de que hasta esa fecha sería imposible celebrar un debate al respecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos