Weah se acerca a la presidencia de Liberia

Celebración el jueves, en la sede del partido en Monrovia, tras el anuncio de los resultados parciales que dan ventaja a George Weah. :: AFP/
Celebración el jueves, en la sede del partido en Monrovia, tras el anuncio de los resultados parciales que dan ventaja a George Weah. :: AFP

Con menos del 50% de los votos verificados, el exfutbolista gana en 11 de los 15 condados del país africano

GERARDO ELORRIAGA

George Weah mantiene la primera posición en el recuento de votos de las elecciones presidenciales y legislativas liberianas, celebradas el pasado martes. Con aún menos del 50% de las papeletas verificadas, el antiguo jugador de fútbol del Mónaco y el AC Milán, entre otros clubes europeos, retiene el primer lugar en 11 de los 15 condados del país africano. El candidato, de 51 años, supera el 50% de los votos en Montserrado, el más poblado y donde se halla la capital, Monrovia, mientras que el segundo clasificado, el vicepresidente Joseph Boakai, sólo va en cabeza en Lofa, su tierra natal.

El exfutbolista y actual senador por el partido Congreso para el Cambio Democrático (CDC) aspira a protagonizar el primer traspaso democrático y pacífico en el país en los últimos 73 años. Esta figura del deporte durante la década de los noventa no vivió los dos conflictos bélicos que devastaron Liberia. Tan sólo un año antes de que comenzara la lucha, el joven fue fichado por un club camerunés y pronto fue captado por el entrenador francés Arsène Wenger, que lo condujo al equipo del Principado.

La vocación política de Weah se manifestó pronto, incentivada por la implicación familiar y las dimensiones del conflicto, saldado con cerca de un millón de muertos. El compromiso con los compatriotas le llevó a solicitar la intervención militar de Naciones Unidas y a concurrir en las elecciones que tuvieron lugar en 2005, dos años después del fin de la contienda. El primer Balón de Oro -el año en que el galardón se abrió a jugadores de cualquier continente que jugaran en Europa- fue derrotado por Ellen Johnson Sirleaf y denunció el carácter fraudulento, a su juicio, de aquel triunfo. La presión internacional le obligó a reconocer el veredicto.

Su condición de senador, sin embargo, le ha permitido permanecer en la vida pública y mantener una gran popularidad entre los suyos, que lo conocen como 'King George'. El político también participó en la cita electoral de 2011 como aspirante a la vicepresidencia en la dupla con Winston Tubman, aunque también en este caso la victoria fue para la presidenta y Nobel de la Paz.

El ahora favorito para alcanzar la máxima autoridad de Liberia cuenta con el respaldo de las nuevas generaciones, carentes de oportunidades en uno de los Estados más pobres del continente, y basa su estrategia política en promesas de servicios sanitarios, educativos y medios de empleo.

Insólita alianza

Las críticas a Weah radican en su insólita alianza con Jewel Howard Taylor, exexposa de Charles Taylor, el dictador al que el Tribunal Penal Internacional condenó a 50 años de prisión por los crímenes de guerra cometidos. La ex primera dama, también senadora en ejercicio, se ha distinguido por un talante ultraconservador. Su proyecto de ley para penalizar la homosexualidad con la pena capital fue rechazado por la propia presidenta.

Las últimas estimaciones señalan un duelo entre el CDC, con el 39% de los sufragios, y el gubernamental Partido de la Unidad, con un 31%. Charles Brumskine, el tercero en la disputa, ha alegado la existencia de numerosas irregularidades, aunque los observadores internacionales destacaron la limpieza y carácter pacífico del proceso, lastrado, únicamente, por la falta de recursos.

La Comisión Electoral ha de hacer públicos los resultados antes del próximo día 25. Si el ganador no reúne más del 50% de los votos emitidos, los liberianos serán convocados a una segunda vuelta el 7 de noviembre en la que tendrán que dirimir la presidencia entre aquellos dos más destacados. Los medios locales han criticado el error de Arsène Wenger, 'coach' del Arsenal y antiguo entrenador de Weah, al felicitar a su pupilo por una victoria que, todavía, no ha sido refrendada oficialmente.

Fotos

Vídeos