Un grupo de hombres armados viola a tres turistas españolas en Senegal

Un grupo de hombres armados viola a tres turistas españolas en Senegal

Un destacamento militar salió en persecución de los asaltantes

R. C.Madrid

Las fuerzas de seguridad de Senegal abrieron una investigación para detener a los autores del robo y violación a cuatro turistas españoles que viajaban el jueves por la región sur del país de Áfica occidental, según informó ayer a EFE un portavoz de la Gendarmería senegalesa. «Estamos investigando el caso y esperamos arrestar a los culpables y ponerles en manos de la justicia», declaró un funcionario implicado en las investigaciones en la localidad de Diouloulou, adonde se dirigían los turistas cuando su vehículo fue atacado por una banda armada.

Las víctimas, un hombre y tres mujeres, fueron retenidas por el grupo, aún sin identificar, que agredió sexualmente a las mujeres y les robó 4.400 euros y 315.000 francos CFA (unos 480 euros). Una de las tres turistas tuvo que ser ingresada en un centro de salud en Kafountine, localidad costera a unos 24 kilómetros de Diouloulou, para recibir asistencia médica. «El consulado general en Dakar está en contacto con los ciudadanos españoles para ofrecerles la asistencia consular que necesiten», señalaron fuentes diplomáticas.

Según informó el portal senagalés Sud Quotidien, un destacamento militar salió en persecución de los asaltantes. Aunque en la zona hay presencia de bandas armadas opositoras al Gobierno de Dakar, los primeros indicios apuntan a que los autores de las violaciones serían delincuentes comunes, señaló el medio del país africano.

Zona conflictiva

La región de Casamance, la zona más turística del país y donde se produjo el ataque, es el escenario de una rebelión armada desde 1982 y, pese a atravesar un periodo de calma relativa, se producen en ocasiones ataques armados. El último ataque en esta zona con aspiraciones secesionistas se produjo en la selva de Bofa el pasado 6 de enero, cuando murieron 15 personas. Los presuntos autores fueron detenidos y puestos bajo custodia judicial.

A causa de la inseguridad, Francia y España desaconsejan a sus ciudadanos que viajen por ciertas zonas del país. «La circulación por la RN5 y carreteras secundarias del norte de la Casamance (área entre Bignona y la frontera con Gambia) deben hacerse solo en caso de necesidad y con la mayor de las precauciones, previa consulta con las Fuerzas de Seguridad Senegalesas, ya que existe un riesgo serio de asaltos armados, robos y agresiones físicas», señaló el departamento que dirige Alfonso Dastis en una nota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos