El Gobierno de Mauritania tacha de racistas a los defensores de la población negra

R. C.

nuakchot. Quince formaciones de la oposición mauritana firmaron ayer una petición para exigir a las autoridades que reconozcan a la coalición Fuerzas Progresistas para el Cambio (FPC), que defiende a la población negra y es acusada de racismo por el Gobierno, informa Efe. Según el escrito de la petición, entre los partidos que partidos integrados en FPC se encuentran el Reagrupamiento de Fuerzas Democráticas (RFD), del histórico opositor Ahmed Uld Dadah, y los islamistas del Partido Tawasul, la mayor fuerza de oposición en el Parlamento.

La petición también fue rubricada por formaciones cercanas al poder como la Alianza Popular Progresista (APP), liderada por Mesud Uld Buljeir, y el Partido Wiam, a cuya cabeza está Boidiel Uld Humeid. FPC fue fundada en agosto de 2014 en sustitución de Fuerzas de Liberación de los Africanos en Mauritania (FLAM), que luchó durante 23 años desde el exilio a favor de la comunidad negra en este país .

Contra árabes y bereberes

Sin embargo, el Gobierno mauritano ve en esta nueva organización un grupo que actúa contra la unidad nacional y adopta un discurso político racista contra las poblaciones árabe y bereber de este país africano. La coalición FPC aseguró recientemente en un comunicado que el Ministerio de Interior mauritano tardó ocho meses en notificar su negativa a legalizar la formación en lo que considera «una flagrante violación de la ley» y que la Corte Suprema sigue sin examinar la demanda que ha presentado contra la decisión gubernamental.

Además de los partidos políticos, la petición también está firmada por la ONG mauritana antiesclavista SOS Esclaves y la Confederación Libre de Trabajadores de Mauritania (CLTM), uno de los mayores sindicatos del país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos